Crónica de Bolsa

El Ibex se deja llevar por la corriente vendedora y cae un 1,2%

El selectivo apunta ya hacía los mínimos del año

La corriente vendedora se ha impuesto en los mercados mientras los inversores digieren que habrá dolor económico para devolver la estabilidad en los precios. Un día después de que la Reserva Federal de EE UU elevara los tipos de interés hasta el 3,25%, los mercados se han teñido de rojo impulsados por las alzas del precio del dinero ejecutadas hoy mismo por el Banco de Inglaterra, el Banco de Noruega y el Banco de Suiza. El Banco de Japón a su vez ha optado por intervenir directamente en el mercado de divisas para frenar la devaluación del yen. Ante este escenario las caídas se han impuesto en las Bolsas europeas y el Ibex, que trató de evitar o minimizar los recortes, ha acabado cediendo un 1,24%.

El selectivo se sitúa así en los 7.774 puntos tras romper los 7.800 durante la jornada, lo que le lleva rumbo a los mínimos del año marcados en marzo tras el inicio de la contienda entre Rusia y Ucrania. 

De poco sirvieron las alzas registradas por el sector bancario, favorecido por el alza de tipos, más que para amortiguar ligeramente las caídas. Los títulos de Sabadell sumaron un 5%, mientras que Bankinter ganó un 3%. Entre los peores, la peor parte es parte es para Solaria, que cae un 8,6% tras publicar resultados. Otros valores como Colonial (-6,2%), Fluidra (-5,7%) y Merlin (-5,6%) le siguieron en los recortes.

Mayores caídas se registraron en el resto de Bolsas europeas, con el Cac restando un 1,87%, el Dax un 1,84% y el Euro Stoxx 50, un 1,85%.

IBEX 35 7.366,80 0,91%
Petroleo Brent 87,900 -0,667%

Con esta alza los tipos en EE UU regresan a máximos de 2008, antes de que Ben Bernanke se embarcara en una rebaja continuada del precio del dinero como fórmula con para paliar los efectos de la crisis financiera. La decisión contó con el visto bueno de todos sus miembros a pesar de que no fue tan agresiva como esperaban algunos analistas, que estimaban un alza de 100 puntos básicos.

Juan José Fernández Figares, director de análisis de Link Securities, explica lo que más sorprendió a los inversores fue la actitud de Powell, poniendo en duda la capacidad de la Fed de lograr un aterrizaje suave de la economía de EEUU a la vez que lucha con todas sus armas contra la inflación. Powell señaló que, por el momento, las alzas de tipos no están siendo capaces de hacer que el consumo se resienta ni de destensar el mercado laboral.

Callie Cox, analista de la plataforma de inversión en multiactivos eToro explica que la Reserva Federal "todavía espera adelantar las subidas de tipos, pero es posible que al final tenga que subir los tipos más de lo previsto este año para controlar la inflación. Además, es posible que tengamos que soportar una fuerte desaceleración del crecimiento para conseguirlo, según las nuevas proyecciones. El dolor puede no haber terminado todavía".

La experta destaca que el lado positivo es que las proyecciones económicas de la Fed no se han deteriorado significativamente. "Y parece que aún podríamos lograr un aterrizaje suave que no aplaste el mercado laboral. Además, hemos visto un patrón de miedo y alivio en lo que respecta a las subidas de tipos este año. Los cambios de política sin contexto son difíciles de asimilar, pero estaremos atentos a los comentarios de Powell sobre el impacto en el mercado laboral y la economía global. La inflación sigue siendo obstinadamente alta, pero más detalles y una postura flexible podrían a la ‘medicina", agrega Cox.

Hoy, además el Banco de Inglaterra elevó sus tipos de interés, a 2,25% desde 1,75% y dijo que continuaría "respondiendo con fuerza, según sea necesario" a la inflación, a pesar de que la economía entra en recesión. El BoE estima que la economía británica se contraerá un 0,1% en el tercer trimestre, en parte debido al feriado público adicional por el funeral de la reina Isabel, que combinado con una caída en la producción en el segundo trimestre cumpliría con la definición de recesión técnica.

Por la mañana, el Banco de Japón (BoJ) ha mantenido intacta su política monetaria de tipos ultrabajos, lo que contrasta con el endurecimiento por el que están apostando el resto de principales bancos centrales, el cual está llevando al yen a depreciarse a niveles de hace casi un cuarto de siglo.

Las subidas de tipos por parte de la Fed siguen fortaleciendo al dólar frente al resto de divisas. El euro se cruza por debajo de los 0,99 dólares.

En el mercado de materias primas, el petróleo recupera las pérdidas iniciales debido a que la preocupación por la escasez de suministros de cara al invierno eclipsó los temores de una recesión mundial que provocó una caída en la sesión anterior. Los futuros del crudo Brent suben un 3%,.

Normas
Entra en El País para participar