Sabadell negocia la venta de su filial de pagos por 400 millones

La entidad busca la entrada de un socio estratégico en su negocio de pagos, en una operación similar a la que realizó CaixaBank con Global Payments

Sabadell negocia la venta de su filial de pagos por 400 millones

Sabadell negocia la venta de su filial de pagos. El banco catalán ha recibido recientemente varias ofertas por su negocio de tarjetas y valora una operación que se situaría entre los 300 y 400 millones de euros.

Según ha comunicado el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que se encuentra “en un proceso de análisis de un posible acuerdo estratégico con un socio industrial especialista en el negocio de adquirencia”. Según las fuentes consultadas, la entidad ha recibido varias ofertas no vinculantes y se encuentra valorando una posible venta de su negocio de pagos.

De esta forma, Sabadell buscaría un acuerdo estratégico, por el cual vendería el negocio a un socio industrial, pero mantendría la comercialización y distribución de los productos relacionados con los pagos, fundamentalmente tarjetas de crédito y débito. Se trata del mismo esquema que siguió Sabadell en la venta de la gestora de fondos a Amundi o en el negocio de renting a ADL en los que se incluía un acuerdo exclusivo de distribución.

En el comunicado a la CNMV, el banco señaló que el negocio de adquirencia es “uno de los pilares de la propuesta de valor para los clientes de Banco Sabadell en el segmento de empresas, negocios y autónomos”. Además, añade que este proceso de análisis en curso tiene como objetivo reforzar la ventaja competitiva y ampliar su propuesta de valor en este ámbito.

A principios de 2022, Sabadell contrató a Deloitte para iniciar una revisión estratégica en su filial de pagos, en la que contemplaba tanto la venta del negocio, como la entrada de un tercero o la posibilidad de potenciarlo con los recursos del banco.

La agencia Reuters, que avanzó la operación, apunta que Sabadell maneja tres ofertas: una de la francesa Worldline, otra de la italiana Nexi y una tercera de la estadounidense Fiserv y que se espera que la venta se concrete en diciembre.

En España, Sabadell tiene una fuerte presencia en el negocio de los pagos. Según los datos de la propia Reuters registró unas ventas de 21.600 millones de euros en el primer semestre de 2022, frente a los 15.400 millones del mismo periodo del año anterior. Se trata de una fuente de ingresos estable y rentable para el banco, ya que las operaciones de pago suelen tener un interés más alto que las hipotecas.

 

 

Normas
Entra en El País para participar