Distribución

La gran distribución superó los 40.000 millones en ventas en 2021, un 10% más

La patronal Anged defiende que "frente a relatos populistas, nadie saca rédito con la inflación"

Entrada a un gran almacén de El Corte Inglés
Entrada a un gran almacén de El Corte Inglés

La gran distribución española superó los 40.000 millones en ingresos al cierre del ejercicio 2021, una cifra que supone un crecimiento del 9,7% con respecto al año anterior, según los datos recopilados por Anged, la patronal del sector y que representa a una veintena de empresas, entre ellas El Corte Inglés, Carrefour, Leroy Merlin o Ikea, que entre todas atendieron a 3,2 millones de clientes.

En concreto, los 40.049 millones de euros facturados prácticamente alcanzan la cifra que generaba el sector antes de la pandemia, 41.423 millones, con lo que la recuperación alcanza el 96,6%. El incremento porcentual de casi el 10% respecto a 2020 es un punto superior a la de la media del comercio. Según Anged, esto fue gracias a "la flexibilidad de las empresas para adaptar productos, operaciones y canales de venta a una nueva realidad del consumo". El principal reflejo de esa nueva realidad es que el número de compradores online se ha duplicado desde 2019.

La patronal de las grandes superficies también destacan que, gracias a esa flexibilidad, prácticamente ha recuperado las cifras pre-Covid. "Las medidas introducidas en nuestro convenio, y mecanismos como los ERTE, han ayudado a las empresas a ajustar su actividad a las restricciones y, posteriormente, incrementar sus plantillas", explica la memoria anual de Anged. A cierre de 2021, las empresas asociadas empleaban a 234.857 personas, que en este caso, sí están por encima de la cifra de 2019, que era de 233.074 personas.

También lo fue la inversión. La gran distribución destinó el año pasado 889 millones de euros a la mejora de sus procesos. De esa cantidad, un tercio se destinó a su transformación digital. En 2020, un año afectado por la pandemia y los confinamientos, la inversión fue de 707 millones, mientras que en 2019 fue de 887 millones.

A la conclusión del pasado año, las 20 empresas que forman Anged sumaban 7.200 tiendas y 8,8 millones de metros cuadrados de superficie comercial, el 12,8% del total en España. La asociación cifra en 26.970 millones el efecto arrastre de su actividad en la economía, y en 29.178 millones las compras a proveedores nacionales, el 73% del total. Además, estas empresas abonaron 4.030 millones en impuestos directos e indirectos, y 6.750 millones en salrios y cuotas de la seguridad social.

Pese a la mejora de los resultados, el presidente de Anged, Alfonso Merry del Val, ha explicado que España es el país, de las grandes economías de la zona euro, que más restrasado está en la recuperación de la actividad comercial previa a la pandemia, y apunta a que, "en el mejor de los escenarios", habrá que esperar a finales de 2023 para conseguirlo.

Respecto a la coyuntura económica, del Val ha afirmado que "la inflación es el peor enemigo de la sociedad, también de la distribución, porque depreda los márgenes empresariales y recorta la renta y el consumo de los hogares". A este respecto, ha añadido que "nadie saca rédito con la inflación", frente a "relatos conspiranoicos y el populismo". "Vamos por un camino muy peligroso si convertimos España en un país hostil para la inversión y el emprendimiento", ha asegurado..

Merry del Val también se ha referido al debate sobre la cesta de la compra y la propuesta para limitar los precios de algunos alimentos. "En los últimos días hemos escuchado con enorme asombro un diagnóstico totalmente falso de la distribución alimentaria, con una propuesta inaplicable de poner tope a los precios a costa de los estrechísimos márgenes de las empresas". Anged pide reducir la complejidad regulatoria, sobre todo en aquellas normas que suponen costes añadidos a las empresas; evitar nuevos impuestos, o ayudas que reduzcan los costes energéticos.

Normas
Entra en El País para participar