Emprendimiento

Farside Ventures, la ‘fábrica’ española de startups que quiere crear 100 en cuatro años

Planea lanzar un fondo con 20 millones para financiar a sus participadas

Cuenta con 16 startups en distintos verticales

El equipo fundador de Farside Ventures.
El equipo fundador de Farside Ventures.

Farside Ventures, el venture builder español fundado en 2020 por los emprendedores Rafael García-Escarré, Marc Borrell, Jordi Priu, Oriol Relats y Guillermo Biones, se ha propuesto crear entre 80 y 100 empresas de alta tecnología (deep tech) en los próximos cuatro años. Esta fábrica de startups pretende ejercer de instrumento “ágil y eficaz” para desarrollar iniciativas de tecnología disruptivas en sectores como la genética, la inteligencia artificial, el metaverso, el blockchain, la sostenibilidad y el 5G, según explica a CincoDías García Escarré, su CEO.

Este agente creador de startups de base tecnológica busca oportunidades e ideas para, a partir de ellas, construir y cofundar empresas. El proyecto agrupa actualmente a otros venture builders españoles más pequeñas y especializados en distintos verticales 101 Ventures, 5G Ventures Builder, The Data Venture, Fintech Ventures y Sustanaibility Ventures, de los que Farside es máximo accionista e impulsor, tal y como aclara el directivo.

Cada una de estas fábricas de startups tiene su propia estructura accionarial, y todas se dedican a hacer lo mismo que Farside pero en campos distintos. Por ejemplo, 5G Ventures Builder se dedica a crear startups dedicadas al ecosistema 5G y The Data Ventures hace lo mismo para el mundo del Web3 y blockchain. “Son como unidades de negocio o categorías donde se crean compañías muy especializadas en sus respectivos campos. Somos un venture builder que agrupa a otros venture builder más pequeños, algo que hacemos porque táctica y operacionalmente nos interesa, pero también creamos startups que cuelgan directamente de Farside. Por ejemplo, todas las empresas que creemos relacionadas con la sostenibilidad colgarán directamente de Farside. Ya tenemos una, Mappa Footprint, que se dedica a calcular la huella de carbono de toda la cadena de valor de la industria de la automoción y verá la luz en poco más de dos meses”.

Tecnologías disruptivas

Entre los verticales y la propia Farside Ventures, cuentan ya con 16 startups, entre las que destacan Neutroon, Frontwave Imaging, Wolorent, Rand Network, Be-in-g y The Sampling Solutions. Cuatro son de Farside. El objetivo, añade García, “es convertirnos en uno de los portfolios más importantes de Europa de compañías en fase pre-seed [fase semilla] o early state [fase temprana] muy apalancadas en la explotación de las tecnologías disruptivas, que es donde vemos la oportunidad.

Desde su creación, Farside ha contado con una financiación de 20,5 millones para impulsar el proyecto y el crecimiento de sus participadas. El venture builder proyecta acabar este año con 18-20 empresas de reciente creación y alcanzar una cartera de entre 30 y 35 startups en 2023 y 48 en 2024, y así hasta las 80 o 100 previstas para 2016. El año que viene planean lanzar un vertical de genética y a final de este año sacarán otro de metaverso. Y habrá más. Por ejemplo, otro relacionado con la industria espacial.

El modelo de negocio de Farside está basado en tecnologías avanzadas que no renuncian a su aplicabilidad a corto o medio plazo, a pesar de sus características futuristas. El primer venture builder, semilla del proyecto actual, es 101 Ventures, que se creó en 2019 y que apuesta por negocios que digitalicen sectores tradicionales.

Farside Ventures, con sede en Barcelona, ultima el lanzamiento de un fondo de inversión específico, con una capacidad total de 20 millones de euros, para financiar su cartera de participadas.

Su propuesta de valor está igualmente en la experiencia y conocimiento de sus fundadores, conocidos emprendedores y business angels del ecosistema emprendedor español. La compañía cuenta con un equipo de 11 personas, cifra que asciende hasta cerca de 100 empleados si se incluyen los profesionales de las compañías participadas.

Dilución

García-Escarré aclara que Farside no es un venture capital. “Somos una compañía que crea compañías, aunque también invirtamos en ellas”. Apunta que cada vertical tiene su tesis de inversión, pero se mueven entre un mínimo de 65.000 y 100.000 euros, y un máximo de 500.000 que hemos hecho en un caso. “Nuestro objetivo no es invertir en aquellas que vayan bien, si no invertir en crear nuevas compañías. Ese es nuestro modelo de negocio, que pasa por irnos diluyendo a medida que vayan recibiendo dinero por inversiones adicionales”.

La compañía suele tener entre el 20% y el 25% al crear las compañías y salen de ellas entre las rondas de financiación serie A y serie B. “Todo está calculado para que el proceso de dilución no nos lleve por debajo del 5% o del 8%”, dice. “Las cosas después salen como salen, pero el diseño que hacemos nosotros pasa por multiplicar por dos cada año al valor de la compañía y diluirse un 20%”.

Normas
Entra en El País para participar