Alta tecnología

5G Ventures, la ‘fábrica’ española de startups dedicadas al ecosistema 5G

El ‘venture builder’ tiene ya cuatro empresas en su portfolio

Invierte en las compañías entre 150.000 y 300.000 euros para su creación

Rafael López, Fernando Molina y Alberto Villalobos, equipo operacional de 5G Ventures.
Rafael López, Fernando Molina y Alberto Villalobos, equipo operacional de 5G Ventures.

Alberto Villalobos, el CEO de 5G Ventures, lo vio claro al poco de llegar a España desde Silicon Valley en 2018: “En España (especialmente en Barcelona) el ecosistema emprendedor había madurado al calor de la inversión. Había interesantes startups digitales generalistas (aquellas que mediante la digitalización cambiaban algunos sectores), como era el caso de Cabify con el taxi, Wallapop con la segunda mano o Glovo con el delivery, pero faltaban startups dedicadas a la alta tecnología”. Y se puso manos a la obra.

Junto a Marc Borrell y Rafael García decidieron montar hace casi dos años lo que califican como el primer venture builder español centrado solo en empresas dedicadas al ecosistema del 5G. “No somos un fondo que busque compañías para ser invertidas. Somos un negocio de innovación. Una fábrica de startups. Buscamos oportunidades, ideas para, a partir de ahí, construir y cofundar empresas, y hacerlo con los socios adecuados, el más importante el equipo emprendedor, pero también con otros tecnológicos e industriales”, dice este entusiasta de las llamadas startups de alta tecnología o deep tech.

El objetivo de 5G Ventures era generar un portfolio de compañías escalables, invertibles, especializadas en el ecosistema 5G y enfocadas a la digitalización de las industrias. Y es que los creadores del proyecto conciben el 5G como una tecnología habilitadora de otras. “El 5G es mucho más que una tecnología de conectividad, como el 3G o el 4G”.

En opinión de Villalobos, el 5G sería algo así como el iPhone en 2007. “Hasta entonces, los móviles eran teléfonos y poco más, pero el iPhone construyó una plataforma de digitalización sobre la que desarrolladores de software terceros hacían aplicaciones. Igualmente, el 5G trae este cambio de paradigma a la industria, para convertirse en una plataforma de digitalización en la que terceros desarrollarán sus casos de uso, que son software de control de drones, de control de robots autónomos, etcétera”.

Villalobos y sus socios se dieron cuenta, según explica, que mientras en EE UU, Japón y China había muchísima innovación e inversión alrededor de esta “temática tan caliente”, en Europa “no había casi nada y en España era cero”. Así que decidieron ponerle solución.

Se marcaron como objetivo inicial crear dos startups por año los tres primeros, pero ya están a mitad del segundo y han creado cuatro. Por eso, para 2023 han ampliado la meta y pretenden crear cuatro en vez de dos. “Todo el ecosistema que estamos generando alrededor nuestro nos hace pensar que podemos ser más ambiciosos y pasar de seis a ocho de momento para ese plazo”, continúa Villalobos.

Las cuatro empresas creadas hasta ahora son Neutroon, una plataforma ‘todo en uno’  (100% virtualizada y con gestión desde el cloud) para que las industrias monten sus redes privadas 5G; BE-IN-G, una plataforma 5G nativa de despliegue de casos de uso para la industria 4.0, "cuyo objetivo es construir un marketplace de aplicaciones de digitalización industrial para que cada empresa pueda instalarse en su fábrica la que encaje con su negocio"; BlueGuardian, una plataforma de ciberseguridad pensada de forma nativa para estos entornos industriales de redes privadas 5G, y Gluonise, una red descentralizada de puntos de acceso 5G y con capacidades de computación edge, cuyo principal objetivo es crear una red de ultra baja latencia basada en web3 y blockchain para el despliegue de aplicaciones de realidad inmersiva muy ligadas al mundo del metaverso.

Neutroon es la más antigua del portfolio y actualmente está levantando una ronda de financiación de 2,5 millones (con una valoración de 12,5 millones pre-money); el plan es que la ronda A la haga en EE UU, a donde están moviendo su sede principal. Las otras tres compañías están montando actualmente su plan de negocio para levantar su ronda semilla. Además, 5G Ventures tiene ya otras cuatro startups en fase de ideación que se lanzarán en 2023.

Villalobos, un experto en telecomunicaciones con más de 20 años de experiencia desarrollados en diversos proyectos tanto en España como en Silicon Valley, en gran empresa y en startups, aclara que invierten entre 150.000 y 300.000 euros para financiar la constitución de las empresas, su plan de negocios, desarrollar el prototipo o producto mínimo viable y apalancar el comienzo de esa ronda semilla.

Su participación en las empresas que co-crean "siempre es pequeña", dice. Se sitúa entre el 15% y el 30%, “pero lo importante es que los equipos emprendedores siempre parten con el 70%; el otro 30% se reparte entre nosotros y los otros socios estratégicos”. El venture builder español tiene acuerdos con ventures capital y otros inversores, como Inveready, “un inversor fundamental de MásMóvil y muy cercano al mundo telco”, con los que comparte información desde fases muy tempranas de los proyectos para que se involucren y entren en ellos “en el momento adecuado”. Según Villalobos, ellos salen cuando las empresas necesitan más financiamiento y entras las rondas más grandes con los venture capital. 

El CEO de 5G Ventures explica que con el paso del tiempo han cambiado la forma en la que detectan las ideas para crear a partir de ellas startups. Al principio, iban a los centros tecnológicos y a las universidades, pero cuenta que era muy complicado por estaban "muy lejos del mercado". Así, decidieron identificar las oportunidades en el propio mercado y luego buscar en  los centros tecnológicos las soluciones y las tecnologías.

"Lo que hacemos es hablar con empresas industriales de diferentes sectores, ellos nos aportan la idea para resolver el problema que tienen y les proponemos co-crear. Estamos trabajando con socios industriales para la industria 4.0 y para áreas como el health tech, el smart retail y el smart home. Queremos dar soluciones a los problemas del mañana, siempre relacionados con grandísimas cantidades de información y datos en tiempo real". Piensa, por ejemplo, en una plataforma que pudiera permitir a Zara lanzar un metaverso de realidad aumentada con su catálogo a una tienda. O a un supermercado de barrio crear un mundo virtual para que una persona mayor pueda comprar desde unas gafas en el salón de su casa.

Villalobos reconoce que el entorno actualmente es complicado para las startups, dado que el clima de incertidumbre económica ha llevado al capital riesgo a ser mucho más cautelosos con sus inversiones. Pero asegura que nunca ha habido tanta liquidez en los fondos de inversión en la historia y "el trabajo del dinero es invertir, moverse". En su opinión, los inversores ya no invierten en las fases con valoraciones más altas, porque "no soportan las sobrevaloraciones que había", pero asegura que sí están invirtiendo en etapa cada vez más tempranas si el proyecto es adecuado. "Y la revolución de la hiperdigitalización industrial es imparable, así que buscarán estos nichos".

El CEO de 5G Ventures asegura que la lucha geopolítica entre EE UU y China es por coger el liderazgo en la digitalización de la industria. "EE UU ya ganó la guerra del dato del consumidor, con empresas como Google o Facebook. Y ahora China quiere ganar la guerra del dato industrial, y la autopista que hay detrás de la industria es el 5G. Así que aunque el entorno no es el adecuado, si nos movemos en la dirección correcta encontraremos inversores", remarca.

Normas
Entra en El País para participar