Imagin (CaixaBank) financiará más del 80% en las hipotecas a jóvenes de la Comunidad de Madrid

Ofrecerá condiciones ventajosas para menores de 35 años que adquieran su primera vivienda

Vista de la aplicación móvil de Imagin.
Vista de la aplicación móvil de Imagin.

Imagin, el neobanco de CaixaBank, ha lanzado una campaña para ofrecer condiciones ventajosas a los jóvenes de la Comunidad de Madrid que quieran adquirir su primera vivienda. En ese sentido, la entidad financiará más del 80% de la hipoteca a personas menores de 35 años y residentes en cualquier municipio de la región.

Esta campaña se enmarca dentro de convenio firmado entre Imagin y la propia Comunidad de Madrid, para favorecer la adquisición de una primera vivienda al colectivo joven. Según detalla la entidad, para beneficiarse de las condiciones es necesario ser menor de 35 años, residir en la Comunidad de Madrid, no disponer de otra vivienda en propiedad y acreditar que el uso del inmueble va a ser el de residencia habitual. Asimismo, el precio de la casa, sin incluir los gastos y los impuestos de la compraventa, no puede superar los 390.000 euros.

Por su parte, la Comunidad de Madrid avalará la parte del crédito que sobrepase este 80%. El porcentaje exacto se establecerá de forma particular en cada caso, en función del perfil del cliente y del ahorro que este pueda aportar. Este aval consiste en un depósito que la Comunidad de Madrid realizará en una cuenta de CaixaBank por cada compraventa acogida al programa. A medida que se vaya amortizando el préstamo hipotecario, la Comunidad de Madrid irá retirando esos fondos.

Tanto la solicitud de la hipoteca como la gestión se realizarán de forma online, a través de aplicación de Imagin. Según detalla el banco, el proceso estará disponible en las próximas semanas.

Con esta iniciativa, tanto Imagin como la Comunidad de Madrid pretenden facilitar el acceso a compra de viviendas a los jóvenes. Y es que de las principales dificultades a la que se suelen enfrentar los jóvenes para adquirir su primera casa es que, aunque cuenten con un sueldo que permita pagar las cuotas mensuales de una hipoteca, no han conseguido todavía acumular un ahorro suficiente para cubrir la diferencia entre la financiación que ofrece el banco y el coste de la vivienda. Lo habitual en el mercado es que un crédito hipotecario aporte, como máximo, un 80% del valor del inmueble.

Por dar una idea, para adquirir una vivienda con un precio de 250.000 euros, el cliente debería aportar de inicio 50.000 euros.

Normas
Entra en El País para participar