Nombramientos

Sebastián Albella vuelve como socio a Linklaters pese a prometer que nunca lo haría

El expresidente de la CNMV se incorporará como socio al equipo de M&A del despacho

Sebastián Albella, expresidente de la CNMV.
Sebastián Albella, expresidente de la CNMV.

El expresidente de la CNMV, Sebastián Albella, regresa a Linklaters, del que fue socio antes de presidir el supervisor del mercado español. Tras un paso fugaz por Latham & Watkins como consejero, Albella ha vuelto a la que fue su casa seis años después, pese a que prometió ante el Congreso de los Diputados que nunca lo haría.

“Linklaters es la firma de mi vida. No podía decir que no. Vuelvo a casa con la ilusión de contribuir a que siga teniendo el máximo éxito en el mercado español”, ha reconocido.

Albella, presidente de la CNMV entre 2016 y 2020, se incorporará al equipo de M&A de Linklaters, donde ya ejerció como socio durante 10 años. Estará centrado en el asesoramiento a empresas y firmas de capital privado en operaciones, incluidas fusiones y adquisiciones de especial complejidad, de ámbito nacional e internacional y tanto privadas como públicas, así como en materia de regulación corporativa y financiera.

La vinculación de Albella con Linklaters y sus conflictos de interés han sido, ya desde su nombramiento en 2016, los aspectos más controvertidos de su etapa al frente del regulador. De hecho, se vio obligado durante más de dos años a absternerse en determinadas decisiones de la CNMV que afectaba a algunos clientes a los que había asesorado en este despacho. Entre ellos han coleado los trabajos al Popular antes de la intervención del banco, en la ampliación de capital de 2016, la decisión del regulador de permitir la fusión de Siemens con Gamesa sin lanzar una opa o de no obligar a los fondos (Linklaters había trabajado para Silver Point, uno de ellos) de lanzar una opa sobre Codere.

Durante su intervención antes de ser confirmado como presidente de la CNMV, Albella prometió al Parlamento, en la Comisión de Economía del Congreso, que nunca volvería a trabajar en su antigua casa una vez cesase al frente del regulador. "Asumo mi compromiso de no retornar a mi actual despacho, e incluyo aquí cualquier tipo de servicios y de relación", afirmó. Y se comprometió a dejar "resuelta y totalmente liquidada" su relación con la firma.

Su vuelta a la firma está prevista para mediados de diciembre, momento en el que ya no estará sujeto a ninguna restricción derivada de su paso por la CNMV. A su salida del supervisor —donde decidió no renovar mandato por cuatro años más y dejar paso al actual presidente, Rodrigo Buenaventura— se incorporó a Latham & Watkins como consejero, donde ha permanecido desde marzo de 2021 hasta julio de este año.

En un principio, su salida de Latham & Watkins fue interpretada como un giro destinado a crear su propio despacho al término del periodo de incompatibilidad en asuntos relacionados con el mercado de valores. Pero Albella ha decidido finalmente cambiar de opinión.

Albella llegó a Linklaters en 2005, procedente de Ramón y Cajal Abogados, firma de la que fue cofundador. El expresidente de la CNMV es además miembro del Colegio de Abogados de Madrid desde su excedencia como Abogado del Estado. En sus primeros años profesionales fue secretario del consejo y director de los servicios jurídicos de la CNMV, desde 1988 a 1991, e incluso, formó parte de los ideólogos de la primigenia Ley del Mercado de Valores de 1988.

Normas
Entra en El País para participar