Energía

Alemania prepara un paquete de 67.000 millones en avales para las energéticas

El Gobierno de Scholz prevé aumentar las ayudas a empresas y consumidores

Olaf Scholz, canciller de Alemania.
Olaf Scholz, canciller de Alemania. Reuters

El canciller alemán, Olaf Scholz, ha intentado hoy dar un atisbo de esperanza sobre las perspectivas del mercado energético alemán, a la vez que aumenta la intervención estatal en el sector. "Superaremos este invierno”, mencionó, mientras su gobierno daba a conocer una serie medidas que buscan aliviar a los consumidores y apoyar a las empresas energéticas.

Berlín se prepara para utilizar una herramienta de liquidez creada en el punto más crítico de la pandemia de COVID-19 para ayudar nuevamente a las empresas eléctricas, en este caso a hacer frente a la volatilidad en el mercado energético. El banco estatal de desarrollo, KfW, supervisará el uso de 67.000 millones de euros a disposición de las empresas eléctricas, según cita la agencia de noticias Bloomberg.

Scholz ha intentado tranquilizar a la industria alemana al asegurar que su administración no dejará caer a las compañías vulnerables. "Hemos ampliado y expandido el escudo protector para las empresas especialmente afectadas", dijo Scholz en un discurso en una conferencia de la patronal BDA en Berlín.

Este plan es independiente de un paquete de ayuda financiera anunciado ya en abril, destinado en parte a aliviar la presión sobre estas empresas. El gobierno federal ya había advertido en ese momento que los altos precios podían convertirse en un problema de liquidez para las empresas, por lo que era necesario apoyar a las empresas para que puedan operar en los mercados de futuros de electricidad, gas natural y derechos de emisión.

A principios de mes, Berlín ya se involucró directamente en el mercado energético a través del rescate del grupo energético alemán Uniper, el mayor importador de gas ruso de Alemania, por 7.000 millones de euros. El gobierno entró en el capital de la empresa con la toma de una participación del 30%, según informaron ambas partes. VNG, el tercer mayor importador de gas en Alemanía, también solicitó la semana pasada ayuda estatal, con pérdidas por más de 1.000 millones de euros a raíz de la guerra.

El canciller alemán se ha alineado con la posición de la comisaria europea de Energía, Kadri Simson, que anunció el pasado viernes su intención de ajustar la estructura del mercado eléctrico europeo ante la crisis actual. "Tenemos que cambiar el diseño del mercado para que vuelva a funcionar como como un mercado y no produzca costes elevados de forma no justificada", dijo el líder socialdemócrata.

Nuevas ayudas a los consumidores

Scholz también ha adelantado este martes que su gobierno pondrá en marcha un tope al precio de la energía para ayudar a los consumidores y a las empresas. Aunque ha destacado que la administración aún estudia el alcance y la forma de implementar estas medidas, ha insistido en que será “con gran rapidez”

Los partidos de la coalición tripartita de gobierno en Alemania ya habían acordado a comienzos de mes una del impuesto sobre el gas, que pasará del 19% al 7%. A la vez, se aprobó un pago único de 300 euros a pensionistas y otros 200 euros para estudiantes universitarios.

Normas
Entra en El País para participar