Textil

Desigual apuesta por crecer en China con 60 aperturas en cinco años

Se asocia con la empresa local E-Shine para facturar 40 millones en el país

Desigual apuesta por crecer en China con 60 aperturas en cinco años

Apuesta a contracorriente de Desigual. La firma catalana ha lanzado un ambicioso plan de aperturas y crecimiento en China, un mercado del que los grandes grupos han decidido reducir su exposición tras los efectos que ha tenido, y sigue generando, la pandemia en el gigante asiático, tanto a nivel de producción y logística como de restricciones al comercio. Unos, como Mango, han enfocado su apuesta internacional a otros países, como India o EE UU; y otros, como Inditex, reduciendo su red de tiendas de las 632 que tenía antes de la pandemia a las 349 que tenía al cierre del último ejercicio.

En su caso, Desigual se ha aliado con la compañía local E-Shine para crear una joint-venture, a través de la cual proyecta 60 aperturas de tiendas físicas en el país y un impulso a su comercio online, con el objetivo de alcanzar los 40 millones de facturación en el mercado chino en cinco años. De esa cantidad, el 50% corresponderá a la venta física y la otra mitad al online. Entre la estrategia para la primera, está la apertura de tiendas emblemáticas o flagship en las grandes ciudades del país, Pekín y Shangái.

La compañía explica este plan por la importancia que tiene el mercado asiático en sus ventas. Según detalla Desigual, el 6,5% de su negocio internacional está en Asia, con Japón como el quinto país más importante del mundo en ingresos y primero fuera de Europa. También tiene presencia y Corea del Sur y ahora se vuelca en China, el mayor mercado de la zona. Allí empezó a vender en 2014 a través de Tmall, la web de ventas minoristas de Alibaba.

"Esta colaboración está en línea con nuestra estrategia de seguir desarrollando nuestro negocio en el mercado asiático, creciendo en China, en Japón, y en otros mercados relevantes como COrea del Sur", dice Alberto Ojinaga, director general de Desigual. Este marca el principal objetivo de la compañía para el mercado internacional: que las ventas digitales y las generadas fuera de Europa representen el 60% de la facturación en 2023. En la actualidad están en un 49%.

La novedad en este caso radica en que es la primera vez que Desigual recurre a la fórmula de la joint-venture para crecer en un país. "El conocimiento de los hábitos y preferencias de consumo en el mercado chino es clave para tener éxito. Nuestra meta es crecer todavía más en el entorno digital y acercarnos a los nuevos clientes con productos pensados para ellos y adecuados a las características del mercado", añade Ojinaga.

Desigual cerró el ejercicio 2021 con una facturación de 371 millones, un 3,4% más que en el ejercicio anterior. De esa cifra, el 31,2% lo generó a través de las ventas online. Además de la apuesta en China, la firma catalana ha lanzado un programa para reformar su red de tiendas físicas, con el objetivo de tener el 90% renovada cuando acabe este año.

Normas
Entra en El País para participar