Startup y scale up: diferencias

Ambas empresas se caracterizan por los avances tecnológicos, pero el crecimiento y la inversión es diferente

startup y sacale up

Startup y scale up son términos que pueden llegar a confundirse. Ambos están relacionados con el mundo empresarial, pero los avances tecnológicos han provocado un aumento en la popularidad de términos como startup y scaleup.

Las startups son empresas emergentes que se dedican principalmente a la innovación. Da igual el sector, puede haber startups en distintos ámbitos. Uno de ellos, por ejemplo, es el sector financiero, donde las startups se denominan fintech. Una de las características principales de las startups es que, según indican desde el Banco Santander, no tienen un recorrido empresarial como pueden tener las pymes. Sin embargo, sus costes suelen ser menores, no tienen por qué circunscribirse únicamente al ámbito local y la financiación con la que cuentan puede provenir de terceros.

Incrementar el tamaño en poco tiempo

Además de eso, las startups persiguen el objetivo de incrementar su tamaño e ingresos en tiempos menores. De hecho, muchas sueñan con llegar a ser scaleups.

Por su parte, una scaleup es una empresa que tiene un ritmo anual de crecimiento superior al 20% en facturación o en número de empleados durante los últimos tres ejercicios. Esto significa que su crecimiento es mucho más rápido que el que puede tener una startup.

Cabe destacar que la scaleup dispone ya de un producto o servicio maduro, es decir, que tiene cierta trayectoria y que es rentable. Las startups se enfrentan, en cambio, a una etapa incial de desarrollo.

Fórmula rentable y escalable

En cuanto al modelo de negocio, una scaleup ya dispone de una fórmula rentable y escalable. La experiencia le ha permitido desarrollar mucho mejor su producto o servicio y conocer a fondo sus debilidades y fortalezas.

A nivel financiero, mientras que la financiación de las startups proviene principalmente de los business angels, esto es, particulares que apuestan por estas empresas, el dinero de las scaleups proviene también de grandes compañías.

Por último, a nivel de personal, las scaleups están formadas por profesionales especializados en un ámbito concreto y por personas que tienen cierta notoriedad en el sector por su creación de empleo y riqueza.

Normas
Entra en El País para participar