Energía

Euskadi insiste en extender al gas las subastas de interrumpibilidad

Plan para reducir el consumo en la comunidad entre un 7% y un 15%

Tapia y Ansola, del Gobierno vasco.
Tapia y Ansola, del Gobierno vasco.

El Gobierno vasco insiste en una mejora del modelo de subastas de interrumpibilidad del suministro energético, ahora ceñidas al ámbito eléctrico. Desde el ejecutivo de Vitoria quieren que estos procesos, por el que las compañías que ceden su consumo recibe una compensación, se extiendan al gas. Este es el otro coste energético que está estrangulando los márgenes de las fábricas.

Arantxa Tapia, consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno vasco, presentó ayer la segunda versión del Plan de Contingencia Energética de Euskadi, junto con Iñigo Ansola, director de la sociedad pública EVE. El estudio también incluye la creación de la figura del agregador, para que agrupe por bloques la capacidad de consumo de empresas y ciudadanos y negocie, con esta base de mayores volúmenes, los precios con los generadores de energía.

Tapia dio la "bienvenida" a la rebaja del IVA del gas a partir de octubre, anunciada este jueves por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Una decisión que va "perfectamente incardinada" con la "línea europea", en su opinión.

El plan energético del Gobierno vasco incluye una batería de 30 iniciativas de impacto estructural. Como la puesta en marcha de hasta diecisiete complejos fotovoltaicos y otros dos eólicos en la comunidad autónoma. Además de iniciativas relacionadas con la generación a través del hidrógeno, la biomasa, el biogás y la energía oceánica. Sin olvidar nuevas infraestructuras de recargas de vehículos eléctricos y de geotermia. También contempla la posibilidad de financiar la renovación de las flotas corporativas de automóviles y autobuses de las empresas.

De nuevo en el apartado del gas, el Ejecutivo de Vitoria quiere lograr un ahorro en el consumo del 7% al 15%, de 0,25 bcm a 0,12 bcm, respectivamente, hasta el próximo 31 de marzo y a la espera de ver cómo evoluciona la crisis de suministro provocada por Rusia.

Normas
Entra en El País para participar