Salud

Europa autoriza una terapia semestral de Gilead frente a VIH resistente

El laboratorio estadounidense se refuerza en esta área de negocio con la comercialización de Sunlenca

Europa autoriza una terapia semestral de Gilead frente a VIH resistente

Gilead Sciences cuenta con el visto bueno de la Comisión Europea para comercializar su nuevo medicamento llamado Sunlenca (lenacapavir) para el VIH y que se administra únicamente dos veces al año. Este fármaco se utiliza tanto en inyección subcutánea o en pastillas en combinación con otros antirretrovirales y está dirigido a adultos con infección multirresistente a los fármacos para los que no es posible una pauta de tratamiento antiviral supresor.

Sunlenca ofrece, de este modo, una nueva opción de tratamiento cada seis meses para las personas con VIH que ya no responden de forma eficaz a su terapia actual.

Según recoge la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, Sunlenca redujo de forma sostenida la carga viral y la mantuvo en niveles bajos en un ensayo clínico en 72 pacientes con VIH multirresistente. En España, en 2020 se diagnosticaron 1.925 nuevas infecciones, según datos del Ministerio de Sanidad.

La autorización de comercialización se aplica a los 27 Estados miembros de la UE, así como a Noruega, Islandia y Liechtenstein. En EE UU, la FDA evalúa también una autorización de este fármaco.

Algunos analistas estiman que el lenacapavir tiene el potencial de generar más de 1.000 millones de dólares en ingresos anuales a partir de 2027, según recoge la publicación especializada Fierce Pharma.

La biofarmacéutica estadounidense Gilead se ha posicionado muy fuerte en el mercado del VIH. A nivel global, su fármaco más vendido en 2021 fue Biktarvy, precisamente en la lucha frente a esta infección, que facturó 8.624 millones de dólares. En total, todos sus productos en esta área médica ingresaron 16.315 millones, más de la mitad de los 27.008 millones con los que cerró el ejercicio la biofarmacéutica.

En este campo, cuenta con los dos fármacos aprobados en la conocida como PrEP, la profilaxis para personas seronegativas en VIH. Se trata de Truvada y Descovy.

"Lenacapavir ayuda a cubrir una necesidad crítica no cubierta para las personas con un historial de tratamiento previo complejo y otorga a los especialistas la oportunidad de ofrecer una opción dos veces al año muy esperada por estos pacientes que corren un mayor riesgo de desarrollar sida", afirma Jean-Michel Molina, profesor de la Universidad de París Cité, recoge Servimedia.

A pesar de los importantes avances en la terapia antirretroviral, todavía existen numerosas necesidades críticas y urgentes sin cubrir para las personas con VIH. Esto es especialmente cierto en el caso de las personas que cuentan con un largo historial de tratamiento, con opciones terapéuticas limitadas y que no pueden mantener la supresión virológica debido a la resistencia o a los problemas de adherencia a un régimen complejo.

Normas
Entra en El País para participar