Inmobiliario

Así es el proyecto de Metrovacesa en la antigua central lechera de Clesa

La promotora calcula que su proyecto estrella costará 330 millones. Negocia alianzas para desarrollar Oria Innovation Campus en Madrid

Recreación del proyecto Oria Innovation Campus de Metrovacesa en Madrid.
Recreación del proyecto Oria Innovation Campus de Metrovacesa en Madrid.

Metrovacesa avanza en el que es su proyecto estrella. La promotora controlada por Santander ha dado detalles de la iniciativa que llevará a cabo en la antigua factoría láctea de Clesa en Madrid, donde está prevista una inversión de 330 millones de euros, según ha revelado la compañía en un documento remitido a la CNMV. ¿Y qué incluye ese diseño que va cogiendo forma?

La promotora ha bautizado como Oria Innovation Campus al proyecto, ubicado junto a la avenida del Cardenal Herrera Oria. La obra se llevará a cabo en el suelo junto a la antigua factoría, que cuenta con protección arquitectónica y pertenece a otro proyecto del Ayuntamiento de Madrid y de la empresa neerlandesa Kadans para crear un hub de empresas biotecnológicas y farmacéuticas, aprovechando su cercanía con los hospitales de Ramón y Cajal y La Paz.

Oria Innovation Campus es, por tamaño, la mayor iniciativa de Metrovacesa en terciario (no residencial), ya que ocupa 89.000 metros cuadrados. Contará con cuatro edificios. Por un lado, el más llamativo será una torre de oficinas de 25 pisos de altura y 40.000 metros cuadrados de superficie. Además, como anexo, la inmobiliaria ha diseñado otro inmueble de oficinas de 6.000 m2.

Igualmente, está planeada la construcción de un apartotel, que podría estar enfocado a pacientes y familiares de los hospitales de La Paz y Ramón y Cajal.

Por último, hay que añadir una residencia de estudiantes de 20.100 m². La centenaria promotora anunció hace unos días que firmado un acuerdo con la empresa británica Vita para construir allí la que se llamará Vita Student, la primera residencia de ese grupo en Madrid.

La residencia universitaria, distribuida en 14 plantas, contará con 588 estudios, terrazas y piscina. Vita Group financiará esta obra en su desembarco en la capital. En Barcelona ya cuenta con dos proyectos en desarrollo.

Esta alianza no tiene por qué ser la única que firme Metrovacesa para Oria Innovation Campus. La compañía ya desveló a principio de año que se ha apoyado en diversos asesores, como CBRE, para sellar acuerdos con inversores a los que vender el proyecto como llave en mano o para asociarse en una joint venture. “En nuestro negocio terciario, nuestra estrategia es siempre buscar la mejor salida para cada activo, ya sea mediante venta del suelo, llave en mano o joint ventures, lo que sea la mejor solución en cada caso”, explicaban entonces desde Metrovacesa.

“Tras el acuerdo firmado con Vita, Metrovacesa está analizando varias alternativas para los otros tres edificios con potenciales inversores”, reflejó la inmobiliaria en la presentación de resultados semestrales dados a conocer a finales de julio.

La intención de la compañía es que la construcción de los cuatro edificios comience a lo largo del año que viene. Esta inmobiliaria cotizada, controlada en un 50% por Santander y con la participación minoritaria de BBVA y del magnate Carlos Slim, está centrada fundamentalmente en la promoción de vivienda, aunque dispone de proyectos en el mercado terciario como el de Clesa.

La antigua fábrica de Clesa lleva abandonada desde 2012. En los años precedentes, el productor lácteo estuvo controlado por la familia Ruiz-Mateos a través de Nueva Rumasa, pero el grupo se derrumbó y la planta fue clausurada.

Junto a lo que quiere ser un ‘hub’ sanitario

La central lechera diseñada en los años 60 del pasado siglo por el arquitecto Alejandro de la Sota será rehabilitada y tendrá una nueva función junto al Oria Innovation Campus de Metrovacesa. En el caso de la factoría, el Ayuntamiento de Madrid sacó adelante un concurso que ganó la firma Kadans, especializada en el desarrollo inmobiliario de entornos enfocados a empresas científicas.

Kadans invertirá 30 millones en ese proyecto, que quiere atraer a empresas del ámbito sanitario y farmacéutico, al calor de los grandes hospitales de la zona y de la cercanía del campus de la Universidad Autónoma de Madrid. Además, la firma neerlandesa convertirá parte de la antigua fábrica en un centro cultural.

Normas
Entra en El País para participar