Inmobiliario

Merlin paga 112 millones por la sede central de Novo Banco en Lisboa

La socimi rehabilitará el céntrico inmueble cuando la entidad financiera se mude a su nuevo cuartel general

Merlin paga 112 millones por la sede central de Novo Banco en Lisboa

Merlin Properties sigue creciendo en Portugal, su otro mercado más allá del español. La inmobiliaria ha adquirido por 112 millones la sede histórica del desaparecido Banco Espírtito Santo, ahora ocupada por Novo Banco, en la Avenida da Liberdade de Lisboa, según adelantó el diario portugués Eco y reflejó este jueves El Economista.

Novo Banco comunicó esta semana al supervisor bursátil luso CMVM la venta de ese inmueble, aunque en ese momento no informó de quién era el comprador. Según ECO, Allianz, Vanguard Properties y Rosewood Capital han estado también interesados en adquirir el céntrico inmueble.

El banco portugués, entidad surgida del quebrado Espírito Santo, está construyendo una nueva sede en un parque empresarial (Targus Park) en Oeiras, a las afueras de Lisboa, donde se prevé que se mude en un par de años. Allí ubicará a alrededor de 2.000 empleados.

La intención de la socimi, dirigida por Ismael Clemente como consejero delegado, es rehabilitar el inmueble cuando Novo Banco concluya el contrato de alquiler, al que le quedan dos años.

El inmueble, construido en 1980, está ubicado en una de las mejoras zonas de oficinas y comerciales de la capital portuguesa. Cuenta con una superficie de 15.477 metros cuadrados distribuida en nueve plantas, además de 172 plazas de aparcamiento.

Merlin llegó a Portugal en 2015, donde mantiene posiciones en sus principales actividades: logística, oficinas y centros comerciales. El valor bruto de sus propiedades en el país vecino suma más de 1.100 millones (el 10% de la cartera de la inmobiliaria), a lo que hay que añadir esta nueva adquisición. Cuenta con el centro comercial Almada, una plataforma logística en el norte de Lisboa y un edificio en Marqués de Pombal, sede de BPI (filial de Caixabank).

El Novo Banco nació en agosto de 2014 tras la quiebra del BES y fue recapitalizado entonces con 4.900 millones.

La entidad es propiedad del fondo estadounidense Lone Star, que tiene el 75% del capital, y el Estado portugués, con el 25% restante.

Normas
Entra en El País para participar