Apollo rescata a la aerolínea SAS con un crédito de 682 millones de euros

Los títulos de la compañía se apreciaron un 5% en la sesión bursátil

Un avión de la aerolínea escandinava SAS en el aeropuerto de Amsterdam.
Un avión de la aerolínea escandinava SAS en el aeropuerto de Amsterdam.

La aerolínea escandinava SAS, cuyos principales accionistas son los gobiernos de Suecia y Dinamarca, salvó esta mañana el match ball que jugaba al anunciar un acuerdo con Apollo Global Management, que proporcionará una línea de crédito de 700 millones de dólares (682 millones de euros) que facilitará el proceso de reestructuración de la empresa.

La compañía aérea escandinava inició en julio el proceso de concurso de acreedores en Estados Unidos para la compañía y alguna de sus filiales con el objetivo de acelerar su transformación empresarial. La aerolínea llevaba varios años en pérdidas como consecuencia de la feroz competencia entre los operadores lowcost.

En un comunicado, SAS indicó que la financiación pactada con Apollo está sujeta a la aprobación del Tribunal de Quiebras de Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York. Un visto bueno que espera recibir a mediados de septiembre de 2022. “Con esta financiación, tendremos una sólida posición financiera para continuar apoyando nuestras operaciones en curso a lo largo de nuestroproceso de reestructuración voluntaria en los EE.UU.”, declaró Carsten Dilling, presidente de la junta directiva de SAS.

Las acciones de la aerolínea subieron con fuerza en la primera parte de la sesión bursátil, con alzas que superaron el 18%, aunque finalmente se moderaron hasta cerrar con un incremento cercano al 5%. Pese a ello, las pérdidas acumuladas en bolsa en los últimos doce meses son cuantiosas, ya que el valor de los títulos está un 64% por debajo respecto a 2019

El rescate de Apollo puede traer cambios relevantes en la propiedad. “Los actuales accionistas están expuestos a una gran dilución cuando se produzca la ampliación de capital prevista tras la aprobación del crédito”, recalcó Jacob Pedersen, analista de Sydbank. En su opinión, Apollo podría convertirse en el mayor accionista de SAS convirtiendo su préstamo en acciones cuando concluya el proceso de reestructuración. Preguntado por Reuters por la posibilidad de ese escenario de cambio accionarial, un portavoz de SAS declinó especular sobre futuros acuerdos. “Aparentemente Apollo cree en la compañía y en el futuro de la misma”, recalcó. “Uno no debe especular sobre quién será el nuevo propietario, pero la posibilidad de Apollo está en la mesa”, dijo Louise Bergström, vicepresidente de Relaciones Institucionales de SAS.

Normas
Entra en El País para participar