Tecnología

La startup Eternity abre una ronda de financiación para ser el ‘Teams’ español

Ofrece una plataforma de comunicaciones que une el mundo físico y el virtual

Prevé facturar 7 millones para 2025

Javier Arranz, fundador y CEO de Eternity.
Javier Arranz, fundador y CEO de Eternity.

La startup española Eternity lleva seis años desarrollando y perfeccionando su tecnología, una plataforma de comunicaciones unificadas que une el mundo físico con el virtual, y que según su fundador y CEO, Javier Arranz, está lista para competir con Teams de Microsoft o soluciones de comunicación de gigantes del sector como Zoom, Cisco o Slack.

Arranz destaca que su plataforma está basada en el protocolo WebRTC, un estándar que permite establecer comunicaciones en tiempo real (llamadas de voz, llamadas de vídeo, etcétera) en navegadores, lo que elimina la necesidad de descargar e instalar aplicaciones ni ningún tipo de software. “Nuestro sistema facilita a las empresas las diferentes necesidades comunicativas tanto a nivel interno como externo, de una forma individualizada, omnicanal y sin necesidad de un hardware adicional para su implementación, lo que agiliza tiempos (reducimos a milisegundos la atención al cliente, por ejemplo) y reduce costes”, subraya.

La compañía, que estuvo en Woralia, la aceleradora del Gobierno de Castilla León, y ha recibido un millón de inversión por parte de la Junta de Castilla y León, el CDTI y de Mia Advanced Systems, tiene en marcha una ronda de financiación, que está siendo gestionada por Levante Suma, para captar como mínimo otro 1,5 millones y crear su canal de venta propio, que le permita coger la tracción que necesitan para iniciar esa carrera con los gigantes del sector.

La firma, participada en un 59% por Mia Advanced Systems, en un 39% por Arranz y en un 2% por el responsable de Operaciones de la startups, prevé alcanzar una facturación de siete millones de euros en 2025, lo que supondría un crecimiento del 214%.

La solución de Eternity dispone de un panel de comunicaciones 360º, una herramienta de colaboración donde se pueden hacer videochats simples o grupales. A esto se suman funciones de centralita para el tratamiento de llamadas telefónicas y gestión de colas de citas presenciales.
Arranz explica que quieren diferenciarse de otros rivales creando soluciones personalizadas que se ajusten a las necesidades de cada cliente.

Además, defiende que la tecnología de Eternity será clave en el metaverso, pues está convencido de que en los mundos virtuales no todo va a ser inteligencia artificial, que, por otra parte, también integran en su plataforma para mejorar los procesos de atención a cliente y otras exigencias de las comunicaciones empresariales. “En el metaverso habrá una atención humana, una atención que mezcle el mundo físico y virtual, y ahí estamos muy bien posicionados”, dice.

El directivo admite que competir con los gigantes tecnológicos citados es un plan muy ambicioso, pero cree que el “haber cocinado a fuego lento la tecnología de la compañía durante seis años” lo hace posible.

Eternity cuenta actualmente con unas 30 personas involucradas en el proyecto (“algunos son recursos on demand”). La empresa ha hecho proyectos para Telefónica, está probando el sistema con el Grupo Marktel, un BPO español con 6.000 empleados, y tiene entre sus clientes al Ayuntamiento de Segovia, al de Soto del Real y al Cabildo de La Palma. Ahora tiene en marcha un proyecto con el ICEX para entrar en Colombia, México y Argentina, tres países con los que están haciendo acercamientos. 

Normas
Entra en El País para participar