Las muertes en el trabajo se disparan un 18% y se cobran la vida de casi 400 personas

Entre enero y junio se registraron más de 310.000 accidentes laborales

Una mujer rellena un formulario de hospital.
Una mujer rellena un formulario de hospital. Getty

Entre enero y junio han muerto 394 trabajadores en un accidente laboral, lo que supone un incremento del 18% respecto al año anterior. Así se desprende de los datos publicados este miércoles por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. De mantenerse la tendencia, la cifra provisional de muertes al final del año se acercaría a las 800 personas, según Comisiones Obreras.

La mayor parte de las víctimas figuraban como asalariados pues solo 41 eran trabajadores por cuenta propia. La principal causa de muerte fueron infartos, derrames cerebrales y otras causas naturales. Sin embargo, las amputaciones o aplastamientos aumentaron un 34% respecto al año previo, con un total de 59 fallecidos. De manera general, los accidentes mortales en jornada de trabajo se incrementaron un 15,5%, mientras que los siniestros in itínere, es decir, durante el desplazamiento, se dispararon un 29,8% respecto al mismo periodo de 2021.

El secretario de Salud Laboral y Sostenibilidad Medioambiental de CC OO, Mariano Sanz Lubeiro, ha lamentado que este aumento de la siniestralidad laboral carezca de "repercusión pública" y de una "reacción decidida" para contener su escalada. Ha recordado que solo un día antes a la publicación de estos datos, al menos tres trabajadores murieron durante su jornada laboral. Esto tiene para el sindicato una clara explicación: en los últimos años han disminuido los esfuerzos de las empresas por garantizar la seguridad de sus empleados y ven estos protocolos como una carga administrativa.

En efecto, el índice de incidencia del conjunto de accidentes mortales en jornada ha aumentado un 10,4%, mientras que por sectores el único que ha registrado un descenso es servicios. El resto experimentan aumentos que van del 2,9% en la industria al 32,2% de la construcción o el 131,1% del agrario. Este último dato está muy relacionado con el naufragio del pesquero Vila de Pitanxo en el que fallecieron 21 marineros.

Más allá de las víctimas mortales, se observa un repunte generalizado en los accidentes laborales. Según los datos del ministerio, en el primer semestre del año ha habido 310.211 siniestros, un 18,2% más que en el mismo periodo del año pasado. Se debe en su mayor parte al aumento en un 20% de los accidentes en jornada.

El índice de incidencia de los accidentes en jornada, que muestra la siniestralidad relativa por cada 100.000 personas ocupadas, muestra un aumento en junio del 14,7%, cuatro puntos más que en el mes de mayo. La evolución es especialmente preocupante en el sector sanitario y de servicios sociales, como consecuencia de un aumento de casos Covid. Los accidentes graves en jornada de trabajo sumaron casi 2.000 bajas, un 7,2% más que en el primer semestre del año pasado. Los siniestros in itínere subieron aún más: un 12,5%.

Ante este escenario, el sindicato ha solicitado al Gobierno y a las comunidades autónomas que actúen con celeridad para garantizar que las empresas cumplan la legislación en prevención de riesgos laborales. "No podemos seguir así, la siniestralidad laboral está desbocada y eso es en buena parte producto del deterioro de los sistemas preventivos en las empresas y de la falta de puesta en marcha de políticas públicas activas en materia de seguridad y salud en el trabajo", ha remarcado Sanz.

El sindicato ha recordado además que los datos del ministerio no contemplan la repercusión de las olas de calor en la siniestralidad laboral, por lo que es muy posible que las cifras sean más negativas. En consecuencia, creen que será hasta que acabe el verano cuando se podrá analizar el verdadero impacto que ha tenido el aumento de las temperaturas y la desviación del volumen general de accidentes respecto a temporadas anteriores.

Aunque aún es pronto para dar una cifra, CC OO está seguro de que habrá un aumento significativo de casos, en particular entre los trabajadores que realizan sus labores al aire libre. Prevén además que esta situación sea cada vez más frecuente, por lo que se necesita ampliar el marco preventivo de actuación.

Normas
Entra en El País para participar