¿Firmar o no las facturas emitidas?

La ley no obliga a la firma, aunque sí es recomendable

facturas emitidas

Cuando se emite una factura queda la duda sobre si es necesario firmarla o no. Sin embargo, aunque no sea obligatorio, sí que es recomendable que los autónomos y los empresarios firmen sus facturas.

El Real Decreto que regula las obligaciones en materia de facturación especifica que en la factura debe incluirse el número de la factura, la fecha en la que se ha expedido, la identificación fiscal del emisor y del receptor, el domicilio de ambos, la base imponible, así como la descripción de los conceptos, el tipo impositivo y la cuota tributaria. En el caso de que la fecha en la que se prestara el servicio fuera distinta a la de expedición, también debería indicarse.

Expertos de Getquipu ponen de manifiesto que el Real Decreto no especifica nada sobre la firma de facturas. No obstante, ellos suelen recomendar la firma de las mismas.

Al firmar una factura este documento funcionará como un documento legal. Una factura firmada otorga un mayor compromiso a la hora de realizar los pagos.

Garantía de cobro

Por otro lado, al firmar una factura esta funcionará como acuse de recibo, lo que significa que la persona que la ha recibido, la ha leído y ha entendido y aceptado el documento. Esto será especialmente útil en caso de impago de la factura, ya que se podrá utilizar como documento legal.

Así, las facturas se pueden firmar de muchas maneras. Una de ellas consiste precisamente en utilizar un software de facturación. Estos programas permiten firmar las facturas tanto al emisor como al cliente de forma electrónica y con solo hacer un clic.

No obstante, las facturas también se pueden firmar de forma manual. Para ello solo basta con imprimir la factura, firmarlas a mano y a continuación, escanearlas y digitalizarlas para enviárselas posteriormente al cliente. Ese proceso es algo más tedioso, por lo que hay muchos profesionales que prefieren realizar a firma de la factura electrónicamente al ser mucho más cómodo y rápido.

En definitiva, firmar las facturas, aunque no es obligatorio, sí que supone una garantía de cobro para el profesional.

Normas
Entra en El País para participar