Entretenimiento

Diego Ávalos (Netflix): “No tenemos plazo exacto para traer a España nuestro plan con publicidad”

Diego Ávalos, vicepresidente de Contenido de Netflix para España y Portugal.
Diego Ávalos, vicepresidente de Contenido de Netflix para España y Portugal.

Diego Ávalos, vicepresidente de Contenido de Netflix para España y Portugal, destaca después de conocerse los resultados de la compañía en España de 2021 que la contribución de la multinacional ha ido en aumento desde que se instaló en el país en 2019. Según el directivo, hasta junio de 2022 han estrenado más de 70 títulos creados y producidos en el país, han generado más de 10.300 “oportunidades laborales” para reparto y equipos técnicos, así como más de 61.000 días de trabajo para extras. La plataforma suma 32 proyectos españoles para 2022, de los cuales han estrenado 15 y 17 quedan pendientes.

Sus palabras llegan tras hacerse público que su filial Netflix Servicios de Transmisión España, una de las dos sociedades con las que opera en el país, multiplicó por 17 sus ingresos durante el ejercicio 2021, hasta los 579,3 millones de euros, después de cambiar su objeto social y comenzar a facturar por primera vez las suscripciones de sus clientes en el país.

Este cambio de modus operandi de la entidad se tradujo en que el beneficio neto se disparó un 468%, hasta los 8,69 millones de euros. Pero los impuestos pagados por la sociedad no crecieron en igual medida, pues abonó 2,7 millones de euros de impuesto de sociedades, casi tres veces más que el año anterior, debido, según explicaron, a que este impuesto se calcula y paga sobre beneficios y la firma disparó exponencialmente sus costes con el cambio de actividad.

De manera global, Netflix pasó de ingresar 46,2 millones en 2020 a 597,1 millones el pasado año a través de sus dos sociedades, Netflix Servicios de Transmisión España y Los Gatos Entretenimiento España. Esta última ingresó 17,8 millones en 2021, un 51% más que en 2020. Su beneficio operativo pasó de 1,06 millones a 1,57 millones, y su beneficio neto se duplicó al alcanzar los 1,3 millones frente a los 653.823 euros del ejercicio anterior. 

Esta última entidad redujo su contribución fiscal en España, pues pagó 259.044 euros por impuesto de sociedades frente a los 412.775 euros que abonó un año antes. La firma obtuvo un beneficio fiscal de 141.181 euros tras una regularización en el citado impuesto de ejercicios anteriores, según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil.

El beneficio neto de Netflix en España sumando ambas sociedades fue de 10 millones de euros y pagó casi 3 millones de impuestos sobre beneficio. Ambas entidades destinaron las ganancias a capitalizar la empresa; no llevaron a cabo ninguna distribución de dividendo.

Más allá de todas esas cifras, Ávalos, que asegura que Netflix no recibe subvenciones ni ayudas directas del plan audiovisual del Gobierno español, detalla por correo electrónico que la empresa ha trabajado con 43 productoras locales en los últimos seis años y que seguirá ayudando a posicionar España como hub audiovisual europeo. “Netflix es una gran ventana al mundo para la ficción española. Además, de forma continuada, hemos hecho una importante inversión en el país. Invertimos en producciones locales que crean valor y dinamizan el sector por toda la geografía y también atraemos producciones extranjeras con el efecto positivo que ello conlleva para la economía del país”, continúa.

Ante el riesgo de que las plataformas de streaming pierdan clientes por culpa de la inflación y la incertidumbre económica (algunos informes recientes apuntan que la compañía tiene unos 5 millones de suscriptores en España), el directivo de Netflix reconoce que la inflación está afectando a toda la economía en su conjunto y “es algo que seguimos con atención”, “pero seguiremos centrados en ofrecer el mejor entretenimiento de la mano de los mejores creadores españoles”.

Sobre el aumento de competencia, se limita a decir que “el dinamismo en el sector es bueno para todos, porque nos obliga a ser mejores”. Ávalos no da datos sobre si ha habido baja de suscriptores en España como sí ha ocurrido en Netflix a nivel global y asegura que “siempre ofrecerán distintas opciones a los consumidores para que se adapten al plan que mejor les convenga”, haciendo alusión al nuevo plan con publicidad que ultima la compañía, tras anunciar que perdieron 2 millones de suscriptores en el primer trimestre.

Ávalos asegura que no tienen un plazo exacto para el lanzamiento de ese plan en España. La multinacional avanzó hace unos días que empezará en mercados más maduros, todavía por definir.

Normas
Entra en El País para participar