Energía

La CNMC aprueba medidas para mejorar el funcionamiento del sistema gasista

La CNMC aprueba medidas para mejorar el funcionamiento del sistema gasista

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha aprobado este viernes dos resoluciones que incentivarán a los agentes del sistema gasista a gestionar sus desbalances (diferencias entre las entradas y salidas de gas) en el punto virtual de balance (PVB). Del mismo modo, permitirán destinar el gas acumulado en la cuenta de saldos de mermas a cubrir las necesidades de compra de gas de operación por parte de Enagás, el gestor técnico del sistema, según informó el regulador.

La primera medida cambia la resolución de 1 de julio de 2020 de la CNMC. En esta modificación, se establece un método de cálculo de las tarifas de desbalance en el punto virtual de balance que refleja mejor el precio del gas en el día de desbalance. Con esta, se anima a los propios usuarios a acudir al mercado organizado para gestionar, por ellos mismos, sus desbalances en el PVB, según indica el texto.

Estas medidas, tal y como subraya la CNMC, “disminuirán el número de acciones de balance en el mercado organizado por parte del gestor técnico del sistema y rebajarán el coste de funcionamiento del sistema gasista”. La segunda resolución destina el gas existente en la cuenta del saldo de mermas del sistema (1.059 GWh una vez descontada la devolución de gas a usuarios pendiente de ejercicios anteriores), a cubrir las necesidades de adquisición de gas de operación por parte del gestor técnico del sistema, a razón de tres GWh/d, durante un total de 353 días.

Con esta, se facilitará una operación más eficiente de las instalaciones, ya que este gas puede dificultar el uso de la capacidad disponible en las mismas, y se reducirán también los costes operativos del sistema gasista. Estas resoluciones se anuncian en un contexto en el que los países están tomando medidas de ahorro energético.

En Alemania, país que depende en gran medida del gas ruso, comenzó con el apagón de sus ciudades por la noche y cierta recuperación en el uso del carbón, con el fin de acelerar el llenado de los depósitos de reserva ante la restricción del suministro. En España, se aprobó el lunes un paquete de medidas en el que destaca la limitación de la temperatura de la calefacción a un máximo de 19 grados en invierno y el aire acondicionado en un mínimo 27 grados en verano.

Normas
Entra en El País para participar