Crónica de la Bolsa

El Ibex frena las subidas con el aumento de la tensión en Taiwán

El selectivo español sube un 0,23%

Brent pulsa en la foto

Los inversores empiezan a inquietarse. La escalada de las tensiones geopolíticas con Taiwán y China en la diana rebajan el optimismo que imperaba en un contexto de caída de las rentabilidades de la deuda y corrección del petróleo. La apertura bajista de Wall Street actuó de freno para las Bolsas europeas. El Ibex 35, que en niveles intradía llegó a subir un 0,89% y superar los 8.200 puntos, logra firmar su tercera sesión consecutiva al alza, pero sumó tan solo el 0,23%.

El comportamiento del selectivo español se mantuvo en línea con el resto de índices europeos. El Dax alemán subió un 0,55%; el Cac francés, un 0,64% y el Mib italiano, un 0,31%. La subida de tipos en Reino Unido y las alertas de recesión pesaron sobre la Bolsa británica, que concluyó en tablas (0,03%).

El inicio de las maniobras militares sin precedente por parte de China en los alrededores de Taiwán tensa los nervios. Los inversores temen que la escalada de las tensiones en respuesta al viaje de Nancy Pelosi a la isla derive en un nuevo conflicto. Esto bastó para que Wall Street, que en las últimas semanas venía celebrando la posibilidad de una aminoración del ritmo en las subidas de tipos, cortara la recuperación. Al cierre de los mercados europeos Wall Street caía un 0,2%, un descenso moderado, pero suficiente para acabar con la alegría.

Dentro del Ibex 35, Solaria (6,37%), Grifols (5,27%), Fluidra (2,69%) y PharmaMar (1,26%), algunas de las cotizadas más castigadas tras la presentación de las cuentas, lideraron los ascensos. No obstante, fueron Inditex (1,25%), BBVA (1,12%) y Santander (1%) las cotizadas que más puntos sumaron al Ibex. En el lado de los descensos Indra (-3,57%), Acciona Energía (-3,48%) y Amadeus (-1,83%) fueron los valores más castigados.

Las expectativas de que los bancos centrales aminoren el ritmo de las subidas de tipos y el temor a que las tensiones geopolíticas frenen la economía se convierten en el ingrediente perfecto para que los inversores busquen refugio en la deuda. Esto sumado las expectativas que genera el mecanismo antifragmentación del BCE contribuyen a la caída de los rendimientos. La deuda española e italiana bajan más de ocho puntos básicos y se sitúan en el 1,9% y el 2,93%, respectivamente. Ambas referencias rozan mínimos de mayo. El alemán al mismo plazo cae al 0,8%.

El temor a la recesión económica también se deja sentir en el precio del Brent. Suma su segunda jornada a la baja y cae a los 93 dólares, mínimos de febrero, antes del inicio de la guerra en Ucrania.

Normas
Entra en El País para participar