In memoriam

Emilio, el economista que movía el mundo

Economista 'avant la lettre', maestro de economistas y gran divulgador, nunca quiso abandonar la Academia

Este mes de agosto se ha cobrado una vida más: la de Emilio Ontiveros, Catedrátido de Economía Aplicada. Por encima de su profesión, Emilio fue un polímata, experto en varias disciplinas, por eso eran tan apreciado como asesor y consejero de políticos e instituciones. Economista avant la lettre, maestro de economistas y gran divulgador, nunca quiso abandonar la Academia. Fundador de las denominadas “páginas salmón”, suplemento del fin de semana en El País, Emilio —desde su columna e innumerables artículos— hacía radiografías económicas con un estilo propio en las que no se le escapaba nada. Gran polemista, inolvidable también su voz y su sentido del humor desde, por ejemplo, el programa Animal Spirits junto a Juan José Toribio en La Ser.

La creación de Analistas Financieros Internacionales (AFI) supuso un antes y un después para la economía española. Los que tuvimos la suerte de pasar por sus aulas, y compartir sus enseñanzas, siempre crecimos a su sombra.

Inolvidables veladas estivales en Boston, en el Colegio Complutense de Harvard comentando la macroeconomía internacional, la crisis de 2008, la burbuja inmobiliaria, las potencialidades para la economía española.

Debido a la distancia, los años de la pandemia, nos tuvimos que conformar con escuchar a Emilio en la distancia.

A lo largo de los años, la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros invitó en varias ocasiones a Emilio, y siempre acudió a nuestra llamada. La última de ellas fue en mayo de 2020, dentro de las actividades del 30 aniversario de la Fundación, en un webinar moderado por el Conseller Arcadi España, también exalumno de AFI, en el que presentó su libro Excesos y nos explicaba las consecuencias positivas y negativas de la globalización. Estos excesos, derivados de la globalización, con la supremacía de las finanzas sobre el intercambio de mercancías, y sus “Encuentros en la Tercera Fase” con las economías emergentes como protagonistas en el tablero de ajedrez mundial.

Ha llovido mucho desde 1944, con esas “liturgias atemporales” (al decir de Emilio) del FMI y del BM. En aquella fecha, Emilio nos recordaba cómo Estados Unidos puso en marcha su pedagogía del librecambio y del multilateralismo, que hoy debe revisarse para reducir los excesos (patologías) generados por el capitalismo feroz, agresivo con el planeta Tierra, promotor de desigualdades.

Tal como nos recordaba el Voltaire de Segovia, hemos pasado del telón de acero al telón digital con la llegada del 5G.

Dada su laboriosidad, la muerte le sobrevino, como no podía ser de otra manera, trabajando. Una lástima no poder disfrutar de su ciclo de conferencias interpretativas de la historia económica del siglo XX a través de las películas de otro Maestro en otro ámbito: Luis García Berlanga.

 

Isabel Giménez Zuriaga es directora general de la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros.