Las empresas del Ibex cierran el primer semestre con un alza de beneficios del 7,4%

Energía, banca y turismo, los sectores con mejor comportamiento

Las grandes empresas cotizadas del Ibex 35 han cerrado el primer semestre del año en tono positivo, en un ambiente de gran incertidumbre en el que la recuperación económica pos-Covid se ha truncado con un entorno macro adverso en donde siguen reinando las tensiones de precios (materias primas y energía sobre todo), espoleadas por el efecto de la invasión rusa de Ucrania.

Si se exceptúan tres firmas que aún no han presentado resultados en la CNMV (Inditex y Solaria, con calendario propio, lo harán en septiembre, y Naturgy, el 5 de agosto), el conjunto del selectivo ha obtenido hasta junio unos beneficios netos agregados de 27.410 millones de euros. Ello supone un 7,4% más que los 25.460 millones cosechados en el mismo periodo de 2021. En términos de ebitda agregado, la mejora es aún mayor, con un crecimiento del 21,2%, pasando de 40.329 a 48.868 millones de euros. Y si la comparación se realiza en cifra de negocio, el crecimiento se dispara hasta el 30,8%, hasta 254.237 millones de euros.

Como todo, la evolución no ha sido homogénea. Las empresas que mejor comportamiento han tenido han sido las energéticas, sobre todo las ligadas a los precios de los hidrocarburos, en clara tendencia ascendente en el semestre. Así, Repsol ha duplicado sus resultados hasta los 2.539 millones de euros, reconociendo una fuerte mejora en el margen de refino. Acciona Energía los ha elevado un 155%. Iberdrola también ha registrado un fuerte crecimiento del beneficio del 35% (hasta los 2.075 millones), aunque muy sesgado hacia el negocio internacional. De hecho, la firma presidida por Ignacio Sánchez Galán ha advertido que en España el beneficio le ha caído un 26%, afectado por el encarecimiento de la electricidad, que no ha podido repercutir en millones de contratos a precio fijo que tiene suscritos con clientes.

En el área energética destacan, en sentido contrario, las fuertes pérdidas de Siemens Gamesa (las ha elevado de 52 a 780 millones de euros), afectada por la crisis de desabastecimiento internacional. De hecho es el farolillo rojo del Ibex, en cuanto a volumen de pérdidas.

Subidas de tipos

La banca también ha tenido un buen semestre. Las ganancias de Santander han crecido un 33%, las de CaixaBank, un 17% (en términos comparables proforma si se exceptúa los efectos de la fusión); las de BBVA, un 57%, y las de Bankinter, un 10,6%, en un entorno de reducción de morosidad y de expectativas de subidas de tipos de interés. No obstante, el nuevo impuesto al sector, detallado por el Gobierno esta semana hace presumir que el segundo semestre no será tan redondo. Los primeros cálculos indican que el tributo se llevará el 7% del beneficio de los bancos. Otro sector en franca recuperación es el turismo. La paulatina reducción de las restricciones derivadas del Covid ha impulsado los beneficios de Meliá, Aena y Amadeus (dejaron atrás los números rojos). E IAG ha conseguido reducir sus pérdidas un 68%, conforme los aeropuertos se llenaban de pasajeros.

A las constructoras y el inmobiliario tampoco le ha ido mal. Ferrovial ha conseguido entrar en números negros (50 millones de beneficio) y ACS ha elevado un 43% sus ganancias. Merlin y Colonial mantienen el tono, duplicando también su beneficio neto.

En el apartado tecnológico, la recuperación no es tan certera. Telefónica ha recortado un 88% sus beneficios, hasta 1.026 millones, presa de la comparación con el periodo anterior en el que tuvo un buen número de extraordinarios. Con todo, ha mejorado sus previsiones para el año y confirmado dividendo. El caso de Cellnex es diferente. Ha elevado sus pérdidas a 170 millones, justificadas por el fuerte crecimiento de sus negocios. De hecho, cuenta con 7.800 millones para seguir haciendo compras.

A las farmacéuticas no les ha ido tan bien, aunque se mantienen en beneficios. Destaca el recorte del de Grifols del 46%, inmersa en un proceso de reducción de deuda. También han caído las ganancias de PharmaMar (-19%). Rovi, en cambio las ha elevado un 58%. De cara al segundo semestre se ciernen más nubarrones como el recrudecimiento de las tensiones inflacionistas y nuevas subidas de tipos de interés para contenerlas. Todo un reto.

Normas
Entra en El País para participar