Banca

Credit Suisse cambia de consejero delegado tras perder más de 1.900 millones hasta junio

Nomba a Ulrich Körner en sustitución de Thomas Gottstein, quien ha presentado su dimisión

Dimite el consejero delegado de Credit Suisse, Thomas Gottstein
Dimite el consejero delegado de Credit Suisse, Thomas Gottstein Reuters

Credit Suisse ha anunciado el nombramiento de Ulrich Körner como nuevo consejero delegado de la entidad a partir del próximo 1 de agosto en sustitución de Thomas Gottstein, quien ha presentado su dimisión, después de que el banco suizo haya registrado pérdidas de 1.866 millones de francos (1.904 millones de euros) en la primera mitad de 2022 y haya anunciado un programa para reducir a medio plazo su base de costes por debajo de 15.500 millones de francos (15.816 millones de euros).

El segundo mayor banco suizo registró pérdidas de 1.866 millones de francos (1.904 millones de euros) en los seis primeros meses de 2022, frente al beneficio de 1 millón de francos (1,02 millones de euros) contabilizado en la primera mitad del año anterior.

La cifra de negocio neta de Credit Suisse entre enero y junio se situó en los 8.057 millones de francos suizos (8.221 millones de euros), lo que supone una caída interanual del 36,4%.

En concreto, los ingresos del área de gestión de patrimonios cayeron un 39%, hasta 2.443 millones de francos (2.493 millones de euros) y los del negocio de banca de inversión un 47%, hasta 3.047 millones de francos (3.109 millones de euros), mientras que la unidad de banca suiza facturó 2.159 millones de francos (2.203 millones de euros), un 5% más, y el negocio de gestión de activos retrocedió un 18%, hasta 672 millones de francos (686 millones de euros).

Entre abril y junio, Credit Suisse registró pérdidas de 1.593 millones de francos suizos (1.625 millones de euros), en contraste con las ganancias de 253 millones de francos (258 millones de euros) en el segundo trimestre de 2021, mientras que su cifra de negocio neta disminuyó un 28,6%, hasta 3.645 millones de francos (3.719 millones de euros).

"Nuestros resultados para el segundo trimestre de 2022 son decepcionantes, especialmente en la banca de inversión, y también se vieron afectados por mayores provisiones para litigios y otros elementos de ajuste", declaró Thomas Gottstein, consejero delegado de Credit Suisse, quien defendió que el desempeño del banco se vio muy afectado por factores externos, incluidos los obstáculos geopolíticos, macroeconómicos y del mercado.

Por otro lado, Credit Suisse destacó que mantuvo una base de capital resistente con un índice de capital CET1 del 13,5% a finales del segundo trimestre, en línea con las previsiones, mientras que el índice de apalancamiento CET1 y el índice de apalancamiento Tier 1 permanecieron estables en 4,3% y 6,1%, respectivamente.

Dimisión de Thomas Gottstein

El banco ha anunciado este miércoles el nombramiento de Ulrich Körner como nuevo consejero delegado de la entidad a partir del 1 de agosto de 2022, cuando reemplazará a Thomas Gottstein, quien ocupaba la dirección de Credit Suisse desde principios de 2020 y ha presentado su renuncia.

Ulrich Körner se incorporó a Credit Suisse el 1 de abril de 2021 desde su rival UBS, donde trabajó once años, asumiendo el cargo de director general de gestión de activos. Antes de unirse a UBS, fue ejecutivo en Credit Suisse y ocupó varios cargos, incluido el de director financiero y director de operaciones de Credit Suisse Financial Services y director ejecutivo de Suiza.

"Esta es una empresa difícil, pero al mismo tiempo representa una gran oportunidad para posicionar al banco para un futuro exitoso y desarrollar todo su potencial", declaró Ulrich Körner tras su nombramiento.

"Ueli impulsará nuestra transformación estratégica y operativa, aprovechando las fortalezas existentes y acelerando el crecimiento en áreas comerciales clave (...) Nuestro objetivo debe ser convertirnos en un Grupo más fuerte, más simple y más eficiente con retornos más sostenibles", afirmó Axel P. Lehmann, presidente de Credit Suisse.

En este sentido, el banco ha anunciado el inicio de un programa para reducir a medio plazo su base de costes absolutos por debajo de 15.500 millones de francos suizos (15.816 millones de euros).

Normas
Entra en El País para participar