Aterrizaje forzoso

La curva de tipos de EE UU adelanta ya la entrada en recesión

La rentabilidad de la deuda a seis meses supera a la del bono a 10 años

Deuda USA tipos Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Con una inflación en máximos de 40 años la Reserva Federal parece decidida a combatir los altos precios en Estados Unidos, aunque con ello el crecimiento se vea perjudicado. La idea de conseguir un aterrizaje suave se desvanece conforme avanzan los meses y el banco central de EE UU acelera la subida de tipos. Las alertas de recesión resuenan sobre los mercados. A las caídas en Bolsa se suman las tensiones en la renta fija. Desde que en marzo el banco central acabase con las tasas cero, las rentabilidades han prolongado las subidas. Este proceso ha sido más intenso en los plazos cortos que en los largos.

Si hasta el momento era habitual que los bonos a dos años cotizaran por encima de los títulos a 10, en las últimas semanas la deuda con vencimiento a un año e incluso a plazos inferiores registran unas rentabilidades superiores. El tope ahora lo marcan las letras a seis meses. Estos títulos se sitúan en el 2,94%, frente al 3% de los bonos a un año, el 2,96% de la deuda con vencimiento en 2024 y el 2,77% de los bonos a 10 años. Es decir, la curva de tipos acentúa su inversión, un síntoma tradicional de recesión inminente.

A lo largo de julio, el diferencial entre las letras a tres y 18 meses ha caído en 95 puntos básicos, el mayor descenso mensual desde 1996. Por su parte, los rendimientos a dos años han subido por encima de la deuda a cinco años al mayor ritmo desde 2007, un año antes del estallido de la crisis financiera.

En sintonía con lo señalado en los últimos meses por JP Morgan, Goldman Sachs y UBS, los analistas de MFS Investment Management creen que la probabilidad de que se produzca una recesión ha aumentado con creces, una muestra de las preocupaciones relativas a la amenaza de que la Fed lleve a cabo un endurecimiento excesivo de la política monetaria. “Jerome Powell está poniendo mucho más el foco en contener la inflación que en salvaguarda el crecimiento económico. La Fed ha indicado que está dispuesta a orquestar una recesión en el marco de la lucha contra el alza de los precios si fuera necesario”, remarcan.

El consenso de los analistas prevé que la subida de tipos siga su curso lo que resta de año. Como pronto los analistas de BlackRock fijan 2023 como el momento propicio para que la Fed cambie su rumbo. Una idea que apoya el mercado. Las proyecciones de tipos muestran ahora que la Fed rebajará las tasas en 2023.

Normas
Entra en El País para participar