La CNC denuncia que el Gobierno excluye a más del 90% de empresas en la revisión de precios de obra pública

La patronal propone reducir del 5% al 2% la subida de costes mínima a partir de la cual se activaría la cláusula de revisión de precios

Un grupo de operarios trabaja en las obras del AVE en Níjar, Almería, en agosto de 2021.
Un grupo de operarios trabaja en las obras del AVE en Níjar, Almería, en agosto de 2021. EFE

La Confederación Nacional de la Construcción (CNC) ha presentado este martes un informe donde, según la patronal, se evidencia que las normas aprobadas por el Gobierno para acceder a una revisión de precios en función de la inflación (el Real Decreto-Ley 3/2022 y su modificación en el RD-ley 6/2022) contemplan una serie de condicionantes y umbrales que discriminan, aproximadamente, al 90% de las empresas.

La CNC propone un tercer real decreto-ley de revisión excepcional de precios para que el encarecimiento de las obras, que la patronal cifra en más del 30%, no provoque una oleada de cierres de constructoras, informaron Pedro Fernández Alén, presidente de la CNC y Mariano Sanz, secretario general de la CNC, en una rueda de prensa este martes.

Para la patronal, el mayor problema son los límites de tiempo de obra establecidos por el citado RD-ley, que indican que los beneficiarios de la revisión de precios son aquellas empresas con obras "en ejecución" en el momento de entrada en vigor de los reales decretos, en marzo de 2022. Con esta acotación temporal, Sanz considera que se ha primado "a aquellas obras que han ralentizado su actividad a la espera de un contexto más favorable en los precios, y se está perjudicando a aquellas que hicieron el esfuerzo por cumplir los plazos".

El hecho de que las obras, según la norma, tengan que extenderse a lo largo de "todo 2021 y los primeros tres meses de 2022", es decir, 15 meses, para acceder al sistema de revisión de precios en los contratos de obra pública, provoca que, según Sanz, se queden fuera el 79,5% de las obras licitadas, pues de 6.679 obras públicas en 2021 y 2022, solo 1.372 tienen una duración superior a esos meses. Esto alcanza el 90% en el caso de las empresas implicadas.

Entre las demandas de la patronal, se encuentra poder rebajar del 5% al 2% la subida de precios a partir de la cual se puede activar la clausula de revisión de los contratos. De esta forma, se permitiría que un mayor número de obras de diferentes tipos puedan acogerse a la revisión excepcional de precios e introducir en el cálculo más materiales. Además, demandan la aplicación del silencio administrativo positivo, el permiso para prever la sustitución de materiales y la eliminación del valor máximo de compensación del 20% sobre el precio de adjudicación del contrato, trasladándolo al 50%.

Energía

El secretario general de la CNC ha lamentado, por otra parte, que del cálculo de la revisión de precios se excluyen los incrementos de costes de la energía, que suponen un 30% del coste de una obra, y de otros materiales que sean distintos a los materiales siderúrgicos, cobre y aluminio. De este modo, ha subrayado que "solo tienen alguna posibilidad de acogerse a la normativa" las obras ferroviarias, "algunas" obras de carretera y "excepcionalmente" alguna obra hidráulica y de edificación industrial.

El presidente de la patronal, que representa tanto a grandes constructoras como a pymes del sector, ha señalado que la respuesta del Gobierno al incremento de los costes de las materias primas "no ha funcionado" y "está empezando a haber retrasos en las obras". "Se están abandonando proyectos, produciéndose una parálisis del sector y el cierre de constructoras", ha avisado.

Hacienda, el problema

Según la CNC, el Ministerio de Hacienda, quien permite cualquier revisión, puesto que afecta a las cuentas públicas, está poniendo trabas y ampliando los requisitos para dificultar la aplicación de la medida. Fernández ha dejado claro que "el problema es Hacienda" y ha denunciado que el Ministerio está reduciendo la "solvencia técnica", la cual permite a las empresas adquirir nuevas obras en función de la experiencia que acreditan en proyectos similares. Han argumentado que, al venir de años con poca demanda de obra, las empresas no tienen proyectos que mostrar a la administración para conseguir el, según Fernández Alén, "carnet de obra".

Por el contrario, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, del que depende de forma directa el ámbito de la construcción, "está haciendo todo lo posible" por solucionar este problema, ha añadido el presidente de la CNC.

Normas
Entra en El País para participar