Bebidas

García Carrión vendió un 10% más y triplicó beneficios en 2021

El grupo facturó 942 millones, una cifra récord para la compañía

Centro productivo de Don Simón en Huelva
Centro productivo de Don Simón en Huelva

García Carrión experimentó un ejercicio 2021 de récord. El grupo bodeguero murciano se anotó su mayor nivel de facturación y triplicó sus beneficios respecto al año anterior, en buena parte gracias a la desaparición de los derivados financieros que le han enfrentado con algunas de las principales entidades financieras del mundo.

Así lo muestran las cuentas consolidadas de Priesca SL, la sociedad que aglutina todo el negocio de la compañía familiar. Los ingresos escalaron un 10% hasta los 942 millones de euros, el mayor nivel alcanzado hasta la fecha, y también el mayor crecimiento anual de los últimos cuatro ejercicios.

Este fue impulsado, sobre todo, por el negocio de zumos, el principal generador de ingresos del grupo. Este creció un 13% hasta 568 millones, mientras que la venta de vino mejoró su facturación un 6% hasta 375 millones. Por geografías, la cifra de negocios en España mejoró un 6,3%, mientras que en los mercados de exportación lo hizo un 16,5%. Como explica en su informe no financiero, Priesca tiene una red comercial con presencia en más de 150 países.

La buena evolución del negocio la explica por las medidas que en los últimos años ha llevado a cabo “para mejorar y ampliar sus instalaciones, potenciando su apuesta por los productos de mayor valor añadido”. En su memoria financiera también indica. como es habitual, que durante el año realizó “un volumen significativo de sus operaciones con un número reducido de clientes”.

Mayor rentabilidad

Con ese tirón de ingresos, el grupo García Carrión mejoró todas sus variables de rentabilidad. El ebitda llegó a los 115,8 millones, un 7,5% más que en 2020, y también superior en más de un 2% al conseguido en el ejercicio previo a la pandemia.

De forma más acelerada creció el resultado neto, que arrojó un beneficio neto de 45 millones, más del triple que en 2020. Un salto que se explica, además de por el crecimiento de los ingresos, por la mejora del resultado financiero.

Este se vio penalizado en la cuenta de resultados de 2020 por el impacto que tuvo el conflicto de los derivados financieros, que ha enfrentado a García Carrión con bancos como Goldman Sachs, Deutsche Bank, Bankia o BNP Paribas, único con el que continúa el litigio. Entonces, se anotó una pérdida de 17,4 millones por las diferencias de cambio. A ello, sumó un impacto de 63 millones contra el patrimonio neto, al identificar “operaciones financieras realizadas en ejercicios anteriores (...) cuyo impacto contable no se estaba registrando de una manera adecuada”.

A diferencia de las cuentas del año pasado, en 2021 Priesca se anotó un ingreso de 8,6 millones de por diferencias de cambio positivas, que junto a la menor factura ligada a su financiación sindicada, firmada a finales de 2020, mejoraron ostensiblemente su resultado financiero: de ser negativo por 44 millones en el ejercicio anterior, a serlo en cuatro.

De esta forma, el resultado neto escaló hasta los mencionados 45 millones.

Normas
Entra en El País para participar