Energía

Las centrales de carbón solo podrían cubrir el 13% de la demanda de España en invierno

En España, la producción eléctrica con carbón se ha reducido en alrededor del 87% desde enero de 2017

Una planta térmica de carbón
Una planta térmica de carbón

Las centrales de carbón podrían cubrir hasta un 13% de la demanda nacional durante los meses de invierno trabajando a plena potencia, un 10% más de lo que produjeron entre diciembre 2021 y febrero de 2022, según datos de Red Eléctrica recopilados por CincoDias. La potencia instalada total de generación con base en este combustible alcanza los 3.764 MW, equivalentes a unos 2.710 GWh de generación al mes trabajando 24 horas al día, una cifra insuficiente para compensar los 5.240 GWh que produce de media el ciclo combinado con gas natural. En este contexto, una reactivación de esta industria se perfila únicamente como una solución parcial para modular la subida de los precios tras un corte de los envíos de gas ruso.

En España, la producción eléctrica con carbón se ha reducido en alrededor del 87% desde enero de 2017, y de más de 20 plantas que había ya solo quedan cinco plantas activas, todas ellas en proceso de cierre. De las que están en la Península, se encuentran en actividad las plantas asturianas de Aboño y la de Soto de Ribera, y la de Los Barrios, en Cádiz, todas pertenecientes a EDP. Esta última está a punto de cerrar, para seguir el destino de la planta de Endesa en As Pontes, Galicia, que hasta el 24 de junio de este año siguió produciendo.

No obstante, en el contexto de la crisis energética que atraviesa Europa, el Gobierno está barajando el carbón como alternativa. La vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha pedido a Red Eléctrica Española (REE) que evalúe si sería necesaria la reactivación de la central térmica de As Pontes para recurrir al carbón como garantía para la seguridad energética española.

Sin embargo, la reactivación puede ser más complicada de lo anticipado: “No queda carbón en el parque, por lo que no tiene combustible para generar energía eléctrica. En caso de que se determine su reactivación, solo podrían operar dos de los cuatro grupos, y no de manera inmediata, ya que habría que realizar una serie de adecuaciones e inversiones”, indicó una portavoz de Endesa a CincoDías.

En esta línea, la alternativa en el corto plazo sería aumentar la producción desde las plantas que permanecen operativas. “Las centrales están disponibles para atender la demanda del mercado. La producción de ambas instalaciones la decide el operador del sistema en función de las necesidades”, señaló un portavoz de EDP a este periódico, aclarando que su compromiso sigue siendo dejar de producir con carbón en 2025.

Bruselas busca alternativas al gas ruso, en el contexto de un posible corte total. En este contexto, ha solicitado a los miembros de la UE reducir el consumo de gas en un 15%, una petición que ha sido rechazada por el Gobierno español. La ministra Teresa Ribera, avisó que no se puede pedir “un sacrificio desproporcionado”, ya que “a diferencia que otros, los españoles no hemos vivido por encima de nuestras posibilidades desde el punto de vista energético”.

Según información de Eurostat, desde el inicio de la crisis en julio del año pasado, la generación por carbón se ha más que duplicado en la región.

Asturias sigue siendo el epicentro del carbón español

  • Generación. En 2021, el carbón generó el 31,3% de la electricidad de la comunidad, según datos de Red Eléctrica. Esta cifra se ha elevado en los últimos meses, llegando a un 45% de la producción en el mes de marzo, la última cifra disponible.
  • Transición. La central térmica de Aboño, una de las dos que posee EDP en Asturias, garantiza el suministro eléctrico a la gran industria asturiana, revalorizando los gases siderúrgicos de ArcelorMittal para generar energía. Este hecho evita la emisión anual de un millón de toneladas de CO2 a la atmósfera, lo que convierte el proceso en un ejemplo único de economía circular.
Normas
Entra en El País para participar