Tecnológicas y banca, las indiscutibles en las carteras

Las firmas buscan valores de calidad y de fuertes beneficios

Farmacéuticas 
e infraestructuras 
se mantienen en 
el foco

Anuncio de Spotify, a las afueras de Wall Street.
Anuncio de Spotify, a las afueras de Wall Street.

Espejito, espejito, ¿ha llegado ya el momento de tomar posiciones en Bolsa? Los expertos prevén que se mantenga la volatilidad en el mercado de renta variable en los próximos meses y descartan que las correcciones hayan finalizado ya, pero son cautos con cuándo llegará ese momento.

Las fuertes caídas que acumula la Bolsa –con el Nasdaq recortando un 27% en el año y el Euro Stoxx 50 dejándose un 19%– han dejado a ciertos valores y sectores a precios muy atractivos, pero entre los gestores de activos se sigue imponiendo la cautela y aconsejan ser muy selectivos. Además, apuestan por cotizadas de calidad y con capacidad de trasladar los costes al consumidor ante la volatilidad de los próximos meses.

“Cuando rebote el mercado será porque vea que la Fed empiece a moderar su ímpetu de subida de tipos. Por ahora, sigue sin ser el entorno de Alicia en el país de las maravillas. No creo que sea el momento aún de comprar porque todo es susceptible de empeorar”, reconoce Víctor Alvargonzález, socio fundador de Nextep Finance.

Cierto es que la fuerte corrección ha limpiado los excesos de valoración que se registraban entre las empresas tecnológicas. Flavio Muñoz, asesor del fondo Andromeda Value, destaca que las tecnológicas han quedado baratas tras la corrección. “Si las compras y no las miras en cinco años están baratas. Pero si el mercado sigue cayendo, las tecnológicas caerán”, alerta.

Julián Pascual, presidente de la gestora Buy & Hold, apunta que “es momento de comprar tecnológicas como regla general, igual que hace un año era el momento de comprar petroleras”. Pero aconseja que se opte por aquellas menos especulativas, con negocios más sólidos y fuertes beneficios y huir de las más especulativas. “Cuando el mercado corrige, no distingue en el corto plazo y arrastra todo. Han caído las buenas tecnológicas y las malas”, apunta. De ahí que opte por invertir en las grandes tecnológicas: Apple, Microsoft, Alphabet, Amazon y Meta.

“Son las opciones más claras para comprar, porque generan flujos de caja muy fuertes y hacen recompras de acciones de entre el 6% y el 7% al año gracias a sus elevados flujos de caja. Estas empresas no están nada caras para sus crecimientos”, asegura Pascual.

Fuera de estos grandes valores, desde Buy & Hold destacan a Spotify, que cuenta con un flujo de caja positivo pero que aún no genera beneficios contables. Por su parte, Muñoz apunta que Tesla, con una competencia aún reducida, puede ser un valor atractivo, en función de cómo evolucionen las materias primas y, en especial, el silicio. “Si quiere mantenerse como líder del mercado de los coches eléctricos debe seguir creciendo. Si desacelera tiene el riesgo de ser alcanzada por la competencia y convertirse en IBM”, comenta.

El nuevo escenario de subida de tipos ha vuelto a llevar a la palestra a la banca tras años de caída de sus márgenes, seguida de las aseguradoras. El proceso de normalización monetaria está insuflando aire en el sector, pero los expertos advierten de que la llegada de una hipotética recesión penalizaría a las entidades por la caída del consumo y de la actividad crediticia. “Si no hay recesión estaríamos en un momento óptimo para la banca”, reconoce Alvargonzález.

El experto también apuesta por valores ligados a las infraestructuras y la industria, dado que los planes de estímulo puestos en marcha con la pandemia siguen operativos tanto en Estados Unidos como en Europa; y recomienda empresas ligadas al turismo, la hostelería y los viajes tras el efecto de dos años continuados de pandemia. “Hay muchas ganas de salir y gastar”, comenta. Sobre las materias primas y la apuesta por valores energéticos, considera que el mejor momento ya ha pasado. En un escenario de volatilidad los gestores mantienen además su querencia por las farmacéuticas, que cuentan una mayor resistencia en estos momentos.

Deuda, atractiva tras el desplome

Tras un primer semestre para olvidar en el mercado de deuda, la aceleración de las subidas de tipos está empezando a dejar opciones interesantes de entrada, según los expertos. El consenso apuesta más por los bonos corporativos que por los soberanos, y mejor por los plazos más cortos. “Aunque seguimos siendo bastante cautos en los mercados de renta fija, toda caída también ofrece oportunidades ya que consideramos que sobre todo en el caso de la deuda corporativa no todos los riesgos tienen un precio adecuado”, comentan en Flossbach von Storch.

Normas
Entra en El País para participar