El Supremo enjuiciará la fiscalidad de los ‘hedge funds’ extranjeros

Tendrá que decidir si tienen que tributar igual que los fondos españoles por los dividendos

Exterior del Tribunal Supremo, en Madrid.
Exterior del Tribunal Supremo, en Madrid.

El Tribunal Supremo ha admitido a trámite un recurso de casación de varios fondos de inversión alternativos (conocidos en la jerga como hedge funds) que exigen a Hacienda la devolución de retenciones que se les aplicó al cobrar dividendos en compañías en las que invertían.

Se trata de unos fondos alemanes gestionados por la firma Union Investment (especializada en inversores institucionales), así como un fondo de pensiones complementarias para funcionarios franceses, el FCP Villiers Taux Candriam. Y un fondo de inversión francés convencional, el Ecureuil Profil 90.

En el caso del fondo francés, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid falló en su contra, por lo que sus abogados decidieron acudir a la siguiente instancia judicial. En cambio, en los hedge funds alemanes la Audiencia Nacional les dio la razón, condenando a Hacienda a devolver las retenciones aplicadas. Aquí fue la Abogacía del Estado quien presentó un recurso de casación en el Supremo.

Entre los pleitos que mantienen abiertos diferentes instituciones de inversión colectiva por este mismo problema, Hacienda se juega 161 millones de euros. Que podrían aumentar si se suman nuevos hedge funds o planes de pensiones que no hayan pleiteado aún.

Los inversores victoriosos

  • Norges Bank. El mayor fondo soberano del mundo, que gestiona un patrimonio de más de un billón de euros, es uno de los grandes inversores en la Bolsa española. Harto de tener que solicitar la devolución de las retenciones aplicadas al cobro de dividendo, decidió dar la batalla legal contra Hacienda. En 2019 el Tribunal Supremo le dio la razón y el fisco le devolvió 3,84 millones de euros.
  • BlackRock. La mayor gestora de fondos del mundo tiene decenas de vehículos que invierten en compañías cotizadas y no cotizadas en España. También consiguió que el alto tribunal reconociera su derecho a percibir las cantidades que le había retenido Hacienda.
  • BBC Pension Scheme. Hay muchos fondos de pensiones extranjeros que consideran España como un lugar adecuado para invertir parte del dinero para la jubilación de sus partícipes. Es el caso del vehículo que administra el dinero para los trabajadores de la televisión pública británica, que en 2019 logró que el Supremo reconociera su derecho a recibir la devolución de 200.000 euros por la parte de dividendos que no habían cobrado debido a una interpretación discriminatoria de la normativa fiscal.

Estos vehículos de inversión extranjeros están sometidos al impuesto sobre la renta de los no residentes (IRNR). Al ser accionistas de compañías españolas, cobraban dividendos. A estos pagos, Hacienda les aplicaba una retención preventiva de entre el 15% y el 19%.

Los fondos de inversión locales sufren retenciones por los dividendos, pero luego tienen el derecho de solicitar a la Agencia Tributaria su devolución (tributan solo el 1% del beneficio). En cambio, Hacienda ha negado esta posibilidad durante años a inversores extranjeros, algo que estos consideran discriminatorio.

El Supremo tendrá que dictar sentencia sobre este asunto en los próximos meses, probablemente durante el otoño, según fuentes jurídicas.

El auto de admisión a trámite del Supremo indica que, según datos de la Delegación Central de Grandes Contribuyentes de la AEAT, a finales de 2022 había 8.215 solicitudes de devolución recurridas en vía económico-administrativa, cuya cuantía se acerca a los 54 millones de euros, mientras que en vía contencioso-administrativa en la Audiencia Nacional hay otras 11.490 solicitudes, por 107 millones.

Precedentes

Hasta ahora, el Tribunal Supremo se ha pronunciado de forma sistemática a favor de las pretensiones de los inversores extranjeros, lo que ha obligado a Hacienda a tener que devolver más de 600 millones de euros por esta cuestión en los últimos años.

Los magistrados argumentan en sus sentencias que mantener una diferenciación fiscal en los vehículos de inversión en relación a su nacionalidad iría en contra de las directivas europeas que protegen el libre movimiento de capitales.

En 2019, tanto el Supremo como la Audiencia Nacional emitieron una veintena de sentencias dando la razón a inversores extranjeros como Norges Bank (el banco nacional de Noruega, que gestiona el fondo público de sus pensiones), la gestora estadounidense Vanguard (una de las mayores del mundo), así como los fondos de pensiones de los trabajadores de la BBC y de la red eléctrica británica (National Grid UK).

En cada caso, la argumentación de los inversores que solicitan la devolución de las retenciones sobre dividendos varía ligeramente. Sobre todo por la naturaleza jurídica de cada vehículo o su nacionalidad.

Los hedge funds alemanes, por ejemplo, son vehículos de inversión ilíquidos. Es decir, que quienes meten dinero, sobre todo inversores profesionales, asumen que no recuperarán lo invertido hasta que no pasen más de siete años. A cambio de esa iliquidez, se trata de instituciones que tienen menos corsés que los fondos de inversión convencionales. Pueden tener una mayor concentración en una empresa o utilizar instrumentos derivados para aumentar las ganancias.

Sus abogados argumentan que, pese a ser vehícu­los más sofisticados, la fiscalidad que se les aplica no debería ser diferente a la que tienen sus equivalentes en España, los fondos de inversión libre (FIL).

Normas
Entra en El País para participar