El Gobierno y la Generalitat retoman la mesa de diálogo con una reunión a finales de julio

Escenifican el deshielo tras la crisis abierta por el 'caso Pegasus' y las escuchas a líderes independentistas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. EFE

La mesa de diálogo sobre Cataluña entre el Gobierno y la Generalitat se celebrará la última semana de julio, según han acordado este viernes en una reunión en Moncloa el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el presidente catalán, Pere Aragonès.

Así lo ha informado la Secretaría de Estado de Comunicación tras la reunión que han mantenido Sánchez y Aragonès durante una hora y cuarenta y cinco minutos.

Está previsto que informen de los detalles del encuentro, por separado, la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, y el presidente de la Generalitat.

Con esta cita en el Palacio de la Moncloa, que se inició al mediodía, se ha escenificado el deshielo en las relaciones entre el Ejecutivo central y el Govern catalán que estaban tensas tras el estallido del 'caso Pegasus' en mayo.

En el Debate sobre el Estado de la Nación, Sánchez aseguró que "no hay tarea más noble en política que trabajar por la convivencia", al tiempo que abogó por reducir la "brecha emocional" que "separa" a aquellos catalanes "que se quieren separar de España del resto de sus hermanos españoles".

Sánchez y Aragonès se emplazaron a mantener este encuentro el pasado mes de mayo, después de que salieran las presuntas escuchas a líderes independentistas, entre ellos al propio líder del Ejecutivo catalán. La semana pasada, el Gobierno catalán registró una querella contra Paz Esteban, exdirectora del CNI, para que se aclaren sus supuestas responsabilidades en el 'caso Pegasus' y el presunto espionaje a dirigentes independentistas.

Antes de este encuentro, y con el trasfondo del 'caso Pegasus', los dos presidentes coincidieron en dos actos públicos en Barcelona -en mayo y en junio- y se han celebrado hasta tres reuniones, dos en la capital catalana y una en Madrid, entre el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, y la consejera de Presidencia, Laura Vilagrà.

En el recibimiento de Sánchez a Aragonès, los dos presidentes se mostraron contenidos y evidenciaron menos sintonía que en la anterior visita del presidente catalán a La Moncloa donde, hace un año, se vio más complicidad.


Normas
Entra en El País para participar