Coyuntura

Airef recorta una décima su estimación de PIB hasta el 4,2% y eleva la inflación al 7,8%

No descarta que el corte de suministro de gas ruso lleve a Europa a la recesión

Cristina Herrero, presidenta de Airef.
Cristina Herrero, presidenta de Airef.

El escenario económico mundial y el europeo en particular está sujeto a importantes riesgos que podrían llevar su economía a la baja en la parte final de este ejercicio. La causa que explicaría este pesimismo la encontramos en la figura del mandatario ruso, Vladimir Putin, que tiene en sus manos la posibilidad de cortar el suministro de gas hacia las economías europeas, especialmente a Alemania.

La propia Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) no descarta que esta medida por parte de Rusia podría provocar una recesión económica en Europa y consecuentemente España estaría dentro de este grupo.

Y es que el perfil de la economía española está mostrando un patrón similar en todas y cada una de las estimaciones que se han conocido en los últimos días de distintas entidades: reducción del PIB y aumentos desmesurados de la inflación, lo que marca una clara vía estanflacionaria.

La presidenta de la Airef, Carmen Herrero aportó las nuevas previsiones de la entidad que arrojan una décima menos en el crecimiento esperado para 2022 hasta el 4,2%, al tiempo que dispara sus estimaciones de inflación hasta el 7,8% desde el 6,5%.

“La inflación sigue sorprendiendo al alza”, señala la Airef y advierte de que su persistencia acentúa el riesgo de un mayor deterioro de la capacidad de compra de los hogares, además de una pérdida de competitividad frente al exterior, una mayor volatilidad en los mercados financieros y efectos de segunda vuelta.

Según la institución, la inflación está generando “un ‘shock’ de confianza” similar al registrado durante lo peor de la crisis de la Covid-19, con el ahorro bajando a niveles próximos a los de antes de la pandemia.

Para este año, calcula que las últimas medidas del Gobierno para mitigar el impacto de la guerra en Ucrania incrementarán el déficit en 0,5 puntos de PIB, en tanto que el anunciado incremento del gasto en defensa supondrá 0,1 puntos más. Sin embargo, el crecimiento económico y la buena evolución de la recaudación restan 0,3 puntos, de forma que la previsión de la Airef solo aumenta tres décimas, hasta el 4,5%, todavía por debajo del 5% del PIB que prevé el Gobierno.

Prevé un déficit del 3,3% del PIB para la Administración central, del 0,5% para los fondos de la Seguridad Social y del 0,9% para las comunidades, en tanto que para las corporaciones locales se calcula un superávit del 0,2% del PIB. En conjunto, las medidas del Gobierno desde que se inició la guerra tienen un impacto sobre el déficit de 1 punto de PIB, 12.302 millones de euros.

La presidenta de la Airef ha señalado que la sostenibilidad de las finanzas públicas es una fuente de vulnerabilidad, especialmente en un contexto de elevada incertidumbre económica y de endurecimiento de las condiciones de financiación por la subida de los tipos.

“No hay margen para la improvisación”, subrayó Herrero, que insistió en recomendar la elaboración de los presupuestos para 2023 dentro de una estrategia fiscal a medio plazo, evitando incrementos de gasto o reducciones de ingresos cuya financiación permanente no esté garantizada.

 

Normas
Entra en El País para participar