Fiscalidad

Montero prohibirá por ley que el nuevo gravamen se traslade a precios finales

Sedigás rechaza la propuesta del nuevo tributo a las empresas energéticas

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, explicó que la regulación de los nuevos impuestos extraordinarios para la banca y las energéticas incluirá la prohibición expresa de repercutir el gravamen a los precios finales o el coste de los servicios. “En la norma tenemos contemplado que se va a prohibir la repercusión del gravamen al precio final y se le va a dotar a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de todas las funciones para que vigile y aplique sanciones si alguna empresa se separa de la legalidad”, afirmó.

La ministra se ha mostrado sorprendida por que desde el ámbito empresarial se esté planteando que los dos nuevos tributos generarán inseguridad jurídica, cuando “aún no se conoce el detalle de las figuras”.

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera tuvo una jornada de reuniones con las empresas energéticas acerca del nuevo impuesto. De estos encuentros se supo que la Asociación Española del Gas (Sedigas) expresó su rechazo a la propuesta del Gobierno de crear un nuevo impuesto temporal para gravar los beneficios extraordinarios de las empresas energéticas y ha lamentado la “retórica beligerante” que considera que ha adoptado el Ejecutivo en el anuncio de la medida.

Sedigas también ha señalado su “preocupación” por una medida que considera que genera “inseguridad jurídica por su naturaleza retroactiva” y cuyos efectos “distan de estar claros”. También critica que la implantación del nuevo tributo al sector podría motivar conflictos con inversores y procedimientos arbitrales de larga duración que podrían terminar trasladándose a las finanzas públicas.

La presidenta de la Asociación Española de Banca (AEB), Alejandra Kindelán, afirmó que el anuncio del nuevo impuesto temporal a la banca “dificulta la capacidad de los bancos para financiarse” en el mercado y, por consiguiente, la de dar crédito a las familias y empresas, al tiempo que ha señalado que la reacción del mercado a la nueva tasa refleja “cómo se ve afectada la confianza en el sector y en el país por medidas como esta”. Indicó que el desplome bursátil de la banca es una “reacción” ante un anuncio “que puede afectar a la banca en el apoyo a la economía española”.

 

Normas
Entra en El País para participar