Crisis energética

Teletrabajo, alumbrado o calefacción: las medidas de ahorro si Putin cierra el grifo del gas

Europa ultima sus planes de emergencia energética ante el riesgo de interrupción del suministro

Las condiciones de temperatura en los espacios climatizados se limitarán tanto en invierno como en verano.
Las condiciones de temperatura en los espacios climatizados se limitarán tanto en invierno como en verano.

El probable corte de suministro de gas de Rusia hacia Alemania ha puesto en alerta a las grandes economías europeas. El cierre por tareas de mantenimiento del gasoducto Nord Stream 1 del mar Báltico parece la excusa perfecta de Putin para infringir un duro castigo a las grandes economías occidentales, especialmente a partir del próximo otoño que es cuando las bajas temperaturas elevarán la demanda de esta materia prima energética.

Anticipándose a este riesgo real, y a que Rusia utilice su arma de guerra frente a occidente en forma de corte total de suministro, la Comisión Europea trabaja en la elaboración de un plan de medidas de ahorro energético, que se conocerá en breve,con el propósito de que cada uno de los países lo adapte.

El plan de la Comisión Europea, que se publicará el 20 de julio, sugerirá a los países que pongan en marcha incentivos para que las empresas recorten el uso del gas, que utilicen ayudas estatales para animar a las industrias y centrales eléctricas a cambiar de fuente de energía y que pongan en marcha campañas de información para animar a los consumidores a usar menos la calefacción y la refrigeración, según el borrador de la propuesta que han publicado Reuters y el Financial Times.

El proyecto anima a los países a cambiar a las energías renovables y a posponer el cierre de las centrales nucleares para reducir el uso del gas. Las centrales de carbón que se vuelvan a poner en marcha para compensar los cortes de suministro de gas ruso podrían quedar exentas de los objetivos de emisiones industriales, según la propuesta.

La Comisión sugiere que los Estados miembros limiten la temperatura para la calefacción en los edificios públicos a 19ºC y la refrigeración a 25ºC. Además, se insta a que lanzar campañas de información para para fomentar el ahorro de energía.

El pasado 24 de mayo el Consejo de Ministros de España, dio el visto bueno a un plan de medidas de ahorro y eficiencia energética referido a la Administración General del Estado (AGE), pero que podría ser el punto de partida del futuro plan de ahorro nacional y resultaría perfectamente adaptable al sector privado e incluso al conjunto de los hogares españoles.

La primera medida sería el refuerzo del teletrabajo, con el propósito de reducir el impacto energético que se deriva de la asistencia al puesto de trabajo, bien sea por los desplazamientos o el consumo de energía en el propio centro de trabajo, son los principales argumentos para su defensa. La promoción del uso del transporte público sería la segunda gran medida para reducir el impacto energético en las grandes ciudades.

La norma aprobada por el Ejecutivo contiene destalles incluso para el control de las condiciones de temperatura, con el objetivo de reducir el consumo de energía en espacios climatizados. Limita la temperatura a 19 grados con calefacción y 27 grados cuando sea necesario refrigerar el espacio. Las medidas también recogen un control de horario de la iluminación exterior, que sería fácil su adaptación al sector privado.

La idea iría por la vía de ajustar horarios e intensidad en la iluminación exterior de los edificios, contemplándose incluso su reducción hasta un mínimo del 50% de la capacidad normal. Las instalaciones de iluminación de fachadas de edificios, monumentos o infraestructuras de condiciones estéticas, comerciales y rótulos se apagarían a la 1 de la madrugada.

La norma también contempla unas Navidades menos luminosas de forma que la 1 de la madrugada también sería la hora tope para apagar el alumbrado festivo y navideño. Las luces de parques y jardines se apagarían una hora después de su cierre, mientras que las instalaciones deportivas adecuarían sus horarios al de las actividades deportivas.

En el ámbito de las oficinas públicas se llevará a cabo un seguimiento del uso del papel, plásticos y consumibles utilizados a diario en todas las oficinas administrativas, y dentro de lo posible se fomenta la electrificación de las flotas de vehículos.

Premio para el ahorrador

La Comisión Europea tiene previsto sugerir a los países que incentiven con compensaciones económicas la reducción del consumo de gas de empresas como parte de las medidas de la UE para prepararse para un invierno marcado por una probable decisión de Rusia de cortar el suministro. El borrador del documento que el Ejecutivo comunitario pretende desvelar el próximo miércoles defiende que el club todavía es capaz de minimizar el impacto de un “posible gran corte” del suministro de gas en invierno si adopta ya una serie de medidas e incentivos, informa Efe. El texto subraya que los flujos de gas desde Rusia han caído un 30% en comparación con la media del periodo 2016-2021.

Normas
Entra en El País para participar