Mutualidad de Abogacía vende la sede del BBVA en Gran Vía de Bilbao

La plataforma de gestión inmobiliaria Argis lo ha comprado por 150 millones de euros

La sede de BBVA en Gran Vía de Bilbao.
La sede de BBVA en Gran Vía de Bilbao.

La entidad aseguradora Mutualia de la Abogacía, propietaria del edificio donde se ubica el BBVA en el número 12 de la Gran Vía de Bilbao, ha vendido este inmueble a la plataforma de gestión inmobiliaria Argis por 150 millones de euros, según ha informado la aseguradora en una nota este jueves.

El edificio, que está arrendado al BBVA hasta 2045, fue construido en 1923; cuenta con una superficie de 21.093 metros cuadrados divididos en siete plantas, planta baja y dos sótanos, y fue sometido a una rehabilitación integral en 2009.

La transacción incluye, además, 167 plazas de aparcamiento en tres emplazamientos cercanos al edificio. En esta operación, Mutualia de la Abogacía, que se define como una entidad sin ánimo de lucro que ofrece a los profesionales del derecho soluciones de previsión y ahorro, ha generado "importantes plusvalías", según se destaca en el comunicado.

Argis, por su parte, ha afirmado que el edificio recién adquirido "es espectacular y provee de muchas posibilidades de usos alternativos como el 'retail' -comercio minorista- y el hotelero". Este edificio, emblemático en la capital vizcaína, fue construido por Pedro Guimón Eguiguren, sobre el antiguo Banco de Comercio para ser la sede del Banco de Bilbao.

En 1946 se acomete su ampliación por parte de Ricardo Bastida y Pedro Ispizua, y en 1953 absorbe el solar adjunto de la calle Gran Vía, número 14. En 1974, Francisco Hurtado de Saracho realiza la última acción sobre el edificio elevando una planta y cubriendo el patio interior.

De inspiración clacisista, gran porte y con fachada a tres calles (Gran Vía, Ledesma y Alameda Mazarredo), presenta columnas con capiteles corintios en su exterior y destaca en el chaflán de la Gran Vía la escultura de Mercurio, dios del comercio, obra de 1922 del escultor Moisés de la Huerta.

El inmueble fue objetivo el 11 de enero de 2002 de un atentado de ETA perpetrado con un coche-bomba aparcado en su exterior. Esta acción terrorista, que se organizó el primer sábado de rebajas con numerosas personas en las comercios cercanos, provocó dos heridos leves y pequeños daños en la fachada.

Normas
Entra en El País para participar