Redes sociales

Twitter pide un juicio acelerado para zanjar la crisis con Elon Musk

Considera vital que el asunto se resuelva rápido porque las maniobras del magnate están dañando a la red social

Cuenta de Twitter de Elon Musk.
Cuenta de Twitter de Elon Musk.

La guerra judicial entre Twitter y Elon Musk, el fundador de Tesla, está en marcha tras presentar este martes la red social una demanda contra el magnate por retractarse del acuerdo de compra de la plataforma por 44.000 millones de dólares. La compañía ha solicitado a la corte de Delaware, en EE UU, que obligue al multimillonario a realizar la adquisición en los términos acordados originalmente: 54,20 dólares por acción.

La demanda presentada acusada a Musk de violar repetidamente el contrato de compra (incumpliendo su obligación de hacer todo lo posible para asegurar la financiación de la operación y atacando con frecuencia a Twitter y menospreciando a sus directivos desde la propia plataforma, por ejemplo). Por ello, la compañía ha solicitado que el juicio se acelere. Quiere que “el caso se escuche en septiembre, ya que es de vital importancia que este asunto se resuelva rápidamente”.

Según la plataforma social, las maniobras de Musk para alejarse de la operación estaría perjudicando seriamente a la compañía. Las dudas que está sembrando el magnate sobre las cuentas falsas en la plataforma no benefician a una empresa, cuyo negocio se ha deteriorado en los últimos meses. En mayo, el CEO de Twitter, Parag Agrawal, reconoció a los empleados de la compañía que no estaban logrando los objetivos comerciales y financieros y hace unos días anunció el despido de un tercio de su equipo de contratación para reducir costes.

Twitter está buscando un juicio de cuatro días en septiembre, según The New York Times. El acuerdo entre Musk y la red social tiene como fecha límite el 24 de octubre para completarse. Si la transacción aún estuviera a la espera de la aprobación regulatoria en ese momento, ambos tendrían otros seis meses para cerrarla.

El CEO de Twitter, Parag Agrawal, señaló que aprovecharán esta oportunidad “para contar nuestra historia y defender nuestra compañía, nuestro equipo y nuestros accionistas (...) Planeamos responsabilizar al comprador para que cumpla con sus obligaciones contractuales. Demostraremos nuestra posición en la corte, y creemos que prevaleceremos”. La red social, que no está pidiendo daños y perjuicios, sino que Musk cierre el acuerdo como se formuló, está utilizando los propios tuits publicados por el magnate para su defensa.

Los expertos legales coinciden en que Twitter tendrá ventaja en la batalla judicial porque sus argumentos son “sólidos” y los de Musk “débiles”, pero no descartan que las partes negocien algún tipo de acuerdo, permitiendo a Musk comprar Twitter por un precio inferior, que éste pague daños a la red social o solo los 1.000 millones de dólares de ruptura y retirarse, una opción permitida solo bajo ciertas circunstancias, como que fracase el proceso para lograr la financiación necesaria para la compra.

Twitter y Musk cuentan con fuertes equipos legales para sus defensas y para negociar cualquier acuerdo. La red social ha contratado al bufete Wachtell Lipton y Musk tiene a su abogado personal, Alex Spiro, además de sus socios en el bufete Quinn Emanuel y los abogados de Skadden.

Ayer la red social subió en Bolsa más de un 8%, hasta rozar los 37 dólares (aún lejos de lo ofrecido por Musk). Los títulos de la compañía se dispararon este miércoles tras anunciar el inversor en corto Hindenburg Research que había tomado una posición en largo en Twitter. El inversor también advirtió que la demanda de la plataforma social contra el fundador de Tesla, el hombre más rico del mundo, "supone una amenaza creíble para el imperio de Musk". Hindenburg Research lanzó el aviso a través de un tuit, el mismo canal que el magnate suele utilizar para lanzar sus a menudos controvertidos mensajes.

Normas
Entra en El País para participar