Inmobiliario

Colonial espera rentas adicionales de 128 millones por su plan de inversión

El edificio de Louvre-Saint Honoré en París será ocupado al 100% por la Fundación Cartier

Recreación de la reforma del edificio de Miguel Ángel 23 en Madrid, que se convertirá en la nueva sede de la consultora McKinsey,
Recreación de la reforma del edificio de Miguel Ángel 23 en Madrid, que se convertirá en la nueva sede de la consultora McKinsey,

Inmobiliaria Colonial espera 128 millones de euros en rentas por sus alquileres de edificios de oficinas gracias a su plan de inversión Alpha en proyectos, según informó este lunes la socimi en un documento remitido a la CNMV con motivo de su día del inversor.

La compañía, que cuenta con 12.000 millones en activos (fundamentalmente oficinas) en Madrid, Barcelona y París, ingresa por rentas actualmente 344 millones. Esta socimi, que cuenta con Pere Viñolas como consejero delegado, asegura que 70 millones de ingresos adicionales por alquileres provendrán de su actual cartera de proyectos y otros 31 millones tras la renovación de otros inmuebles.

Colonial ha asegurado nuevos ingresos anuales de 87 millones procedentes de los prealquileres ya cerrados de este pipeline de proyectos.

De los nuevos proyectos, algunos ya están entregados, como el de la calle Miguel Ángel 23 en Madrid, que será la nueva sede de la consultora McKinsey, tal como avanzó este diario en abril.

Otro de los inmuebles que están a punto de ser entregados, en el tercer trimestre, es el de Velázquez 8 en Madrid, alquilado al 88%, según la presentación a inversores. En esa lista de proyectos también se encuentra el Plaza Europa en Barcelona, el campus de Méndez Álvaro en Madrid (a entregar en 2024) y Biome y Louvre-Saint Honoré en París. Precisamente este último edificio será entregado en 2024 y estará ocupado totalmente por la Fundación Cartier, institución dedicada al arte contemporáneo.

Viñolas explicó a finales de junio, en la junta de accionistas de la socimi, que preveía un alza de ingresos de entre 135 y 185 millones adicionales. Según explicó entonces el CEO, el resto de ingresos adicionales provendrá de nuevos contratos, como 20 millones de su recién adquirido edificio de la sede de Amundi en París, y de renovaciones de contratos, en los que se indexa la inflación.

En la presentación de este lunes, la inmobiliaria recordó que cuenta con 2.500 millones de liquidez y está abierta a compras. El presidente de la socimi, Juan José Brugera, reconoció en junio que la compañía estudia otros mercados en el exterior más allá de París, donde opera a través de su filial SFL. “Esta compañía sigue estudiando proyectos varios. Unos son dentro y otros son fuera. No hay ninguno que pueda anunciar ahora. Pero lógicamente por la estructuración del mercado de oficinas en Europa, lo que está más maduro es el mercado francés, el mercado alemán, Inglaterra y España”.

Normas
Entra en El País para participar