Materias primas

El Brent cae de los 100 dólares por primera vez desde abril

El precio del gas natural cae un 8% tras detener el Gobierno noruego la huelga en los yacimientos

Señales de advertencia delante de una estación de compresión de gas.
Señales de advertencia delante de una estación de compresión de gas. Reuters

El Brent de referencia en Europa, pierde este miércoles los 100 dólares por barril por primera vez desde el mes de abril. El barril de referencia en Europa cede más de un 3% por el temor a que una recesión global hunda la demanda de crudo en los próximos meses.

Un informe de Citi, publicado el pasado martes, ha puesto en duda el mercado del petróleo, disparado desde que Rusia invadió Ucrania en febrero. Este banco de inversión anticipa que el precio del crudo puede caer hasta los 65 dólares por barril en caso de una recesión. El miércoles ha sido Goldman Sachs quien considera que la retirada de posiciones del mercado del petróleo ya ha comenzado. Sobre el precio del crudo también pesa la fortaleza del dólares frente a divisas como el euro, lo que puede reducir la demanda en Europa, el temor a nuevos confinamientos en China y los problemas laborales en Noruega.

Precisamente, los precios del gas natural caen hoy un 8% hasta los 152 euros el megavatio-hora, poniendo fin a cinco días de subidas, después de que el Gobierno noruego haya puesto fin a la huelga en la industria del petróleo y el gas, al proponer un arbitraje salarial obligatorio para resolver el conflicto de negociación colectiva entre el sindicado Lederne y la organización Petróleo y Gas de Noruega.

La ministra de Trabajo e Inclusión Social, Marte Mjs Persen, señaló que "las partes no han sido capaces de llegar a una solución" y que por ello ha propuesto el arbitraje salarial obligatorio, tras lo cual han acordado poner fin a la huelga para que todos puedan reanudar su trabajo lo antes posible.

"La escalada anunciada tiene implicaciones críticas en la situación actual, tanto en relación con la crisis energética como con la situación geopolítica a la que nos enfrentamos con una guerra en Europa", subrayó en un comunicado.

El Ministerio de Petróleo y Energía considera que "sería injustificable suspender la producción de gas en el alcance que supone esta huelga en los próximos días. La producción está cayendo drásticamente, y esto es muy crítico en una situación en la que la UE y el Reino Unido dependen totalmente de su asociación energética con Noruega", agregó.

La huelga petrolera entre el sindicato Organización Noruega de Directivos y Ejecutivos (Lederne) y Norwegian Oil and Gas comenzó el 5 de julio y Lederne había comunicado su intención de intensificar el conflicto a partir de hoy, así como una escalada adicional a partir del día 9. Las huelgas anunciadas a partir del 9 de julio podrían suponer una pérdida de más de la mitad de las exportaciones de gas de Noruega, indica el comunicado.

El Ministerio de Asuntos Exteriores recordó, por su parte, que la guerra ofensiva de Rusia contra Ucrania ha tenido un gran impacto en la seguridad del suministro en muchos países europeos y advirtió del riesgo inmediato de escasez adicional de energía en Europa.

"Una reducción de los suministros de gas noruego agravará la crisis energética, además de las consecuencias políticas, financieras y sociales inherentes. Noruega debe hacer todo lo que esté en sus manos para reforzar la seguridad energética europea y la solidaridad europea contra la agresión rusa", agregó.

La ministra de Trabajo señaló que en estos casos es responsabilidad de las partes en conflicto encontrar una solución y que el Gobierno por regla general se contiene antes de intervenir con un arbitraje salarial obligatorio.

No obstante, las graves consecuencias de las escaladas anunciadas y las repercusiones sociales tan importantes para toda Europa no le dan otra opción que intervenir en el conflicto, añadió.

Normas
Entra en El País para participar