La aerolínea escandinava SAS se declara en quiebra en EE UU

La compañía se acoge a ley de Quiebras estadounidense y asegura que no afectará a sus vuelos

Un avión de la aerolínea escandinava SAS, en el aeropuerto de Amsterdam.
Un avión de la aerolínea escandinava SAS, en el aeropuerto de Amsterdam. Getty Images

La aerolínea escandinava SAS ha anunciado este martes que se acogió al capítulo 11 de la Ley de Quiebras en Estados Unidos, un trámite para la declaración de bancarrota que le permitirá reorganizarse. Tras la decisión, la empresa ha asegurado que no afectará a su plan de vuelos, aunque ha reconocido que sí lo hará la huelga de sus pilotos.

"SAS anuncia que está dando el siguiente paso en el plan integral de transformación empresarial (...) Para proceder con la implementación de los elementos clave del plan, SAS y algunas de sus subsidiarias se acogieron voluntariamente al capítulo 11 en los EE. UU", comunicó la aerolínea.

Se trata de "un proceso legal de reestructuración financiera llevado a cabo bajo la supervisión de un tribunal federal de los EE. UU." explicó en un comunicado, en el que agregó que "las operaciones y el horario de vuelos de SAS no se ven afectados" por la decisión.

Sin embargo, matizó que "la huelga de los sindicatos de pilotos de SAS Escandinavia afectará el horario de vuelos".

El anuncio del paso legal en EE.UU se conoce después de que este lunes SAS comunicara la cancelación de aproximadamente un 50 % de sus vuelos, después de que la asociación de pilotos de la compañía se declarase en huelga por la falta de avances en la negociación de subidas salariales.

SAS informó de su intención de continuar con los mecanismos de mediación para poner fin a la huelga "lo antes posible", en vista del gran impacto de ésta en temporada de vacaciones.

Se estima que el paro llevará a la cancelación, desde ayer lunes, de aproximadamente el 50 % de los vuelos y que afectará a unos 30.000 pasajeros por día, según la aerolínea, que especificó que los trayectos operados por subsidiarias -como SAS Link o SAS Connect- no se verán impactados.

Según medios suecos, está previsto que secunden la huelga unos 900 pilotos, después de que el convenio colectivo expirase en marzo y de que fracasasen las negociaciones iniciadas en noviembre del año pasado para acordar uno nuevo.

Tras conocerse la decisión de acogerse al capítulo 11, los pilotos de SAS hicieron saber que se sienten "utilizados" por la compañía y advirtieron de que no aceptarán más concesiones en las negociaciones con la aerolínea, según declaró a medios locales el presidente de la Asociación Danesa de Pilotos, Henrik Thyregod.

Scandinavian Airlines Systems (SAS), controlada por los estados danés y sueco, anunció el pasado 31 de mayo que perdió 3.962 millones de coronas suecas (377 millones de euros) en el primer semestre de su año fiscal (noviembre-abril), un 11 % menos interanual.

SAS había anunciado el pasado febrero la puesta en marcha de un plan para reducir 7.500 millones de coronas (704 millones de euros) anuales en costos, que espera le permita sanear sus cuentas y mejorar "de forma sustancial" su liquidez.

Normas
Entra en El País para participar