Economía

El Gobierno adaptará el recargo fiscal italiano sobre las compañías energéticas

Sánchez afirma que este impuesto permitirá ayudar a paliar el impacto de la inflación

Recomienda a los empresarios que suban los salarios y que contengan los beneficios

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EL PAÍS

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado que el Gobierno aplicará en España el recargo fiscal aplicado por Italia a las empresas energéticas. Así lo ha manifestado en una entrevista publicada este domingo en el diario El País: “Estamos estudiando el caso italiano para aterrizarlo y adaptarlo a nuestra legislación”.

Este nuevo recargo fue anunciado la semana pasada por Sánchez, aunque sigue en fase de estudio. El Ejecutivo sí ha trasladado que lo empezará a cobrar en 2023, pero que la fecha de devengo estaría en 2022, para gravar así los beneficios caídos del cielo correspondientes a este año de encarecimiento energético. La tasa aplicada por el Gobierno de Mario Draghi consiste en un tipo extraordinario del 25% sobre los márgenes de beneficio extraordinarios de las empresas, considerando como tales aquéllos que hayan subido más del 10%.

La medida se pondrá en marcha mediante una propuesta legislativa, que se espera para después del verano, tal y como avanzó el propio Sánchez la semana pasada. Algunos miembros del Gobierno ya habían apuntado al impuesto italiano como referencia para esta propuesta.

Sánchez ha asegurado que este impuesto permitirá ayudar a paliar el impacto de la inflación, después de que el Ejecutivo haya adoptado medidas por 15.000 millones de euros. “Implica un reparto justo de la carga de esta guerra sobre las espaldas de quienes más tienen, en beneficio de la clase media trabajadora de este país”, ha indicado. Sánchez ha defendido también un pacto de rentas que incluya beneficios empresariales, pero no se ha manifestado sobre si tocará también a pensionistas o funcionarios.

“Yo recomendaría a los empresarios que suban los salarios y que contengan los beneficios”, ha añadido el presidente del Gobierno, que ha defendido el impacto positivo de la reforma laboral: “Tanto la estabilización laboral como el aumento que estamos haciendo del salario mínimo hacen que el impacto de esta guerra sea, al menos, un poco menor, y las clases medias trabajadoras estén un poco más aliviadas”.

Asimismo, el presidente del Gobierno convertirá en fijos a 67.000 profesionales del sector de la salud: “Vamos a estabilizar a 67.300 profesionales sanitarios de todos los niveles y de todo el conjunto de la Administración. El compromiso del Gobierno de España con la estabilización, con el fin de la precarización laboral de nuestros servidores públicos, es total”.

Con respecto a las pensiones, Sánchez afirma que, con el Covid, se demostró que se puede salir de la crisis con solidaridad y con justicia social. “Y queremos también abordarlo así con la crisis de la guerra de Putin. Hemos indexado la evolución de las jubilaciones al coste de la vida. Y vamos a cumplir con la ley. A veces nos olvidamos de que las jubilaciones que se cobran en nuestro país, por desgracia, no son muy elevadas y además muchos jubilados echan una mano a sus hijos y a sus hijas o a sus nietos o a sus nietas. Por tanto, es también un elemento de justicia social y de solidaridad”, indica.

Normas
Entra en El País para participar