Crónica de la Bolsa

Las Bolsas enfilan julio con pesimismo: el Ibex cede un 0,8% en la semana

Los inversores siguen retirando dinero de los fondos de Bolsa global. Los gestores, pendientes de las las previsiones de beneficio

Las Bolsas enfilan julio con pesimismo: el Ibex cede un 0,8% en la semana Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Arranca julio pero lo hace con las mismas preocupaciones para gestores e inversores que llevaron a las Bolsas europeas a registrar su peor trimestre desde principios de la pandemia y a que Wall Street cerrara el peor primer semestre desde la crisis energética de 1970. Una corrección que no tiene aún visos de finalizar y que se ha visto acompañada además por uno de los peores semestres de la historia para la renta fija y el pinchazo de la burbuja de los criptoactivos.

Las Bolsas buscaron las ganancias en la primera jornada de julio, aunque las dudas se acabaron imponiendo en algunas plazas. El selectivo español, el Ibex 35 se anotó un alza del 0,96% que le permitió recuperar los 8.100 puntos perdidos en la jornada previa. Más moderación se vivió en el resto de Europa, con el Dax sumando un 0,23% y el Cac subiendo un 0,14%, mientras que el Euro Stoxx 50 cedió un 0,19%. Dudas a las que se sumó también Wall Street tras el peor primer semestre del Dow Jones –cedió un 15,3%– desde 1962.

Los mercados permanecen expectantes ante los múltiples frentes que se abren durante las próximas semanas, donde se espera la primera subida de tipos del BCE en 11 años, la Fed volverá a incrementar el precio del dinero para atajar la escalada de los precios y las empresas volverán a desfilar por la pasarela de resultados trimestrales entre tantanes de ralentización, sino recesión, que pueden trastocar sus previsiones para los próximos trimestres.

Hans-Jörg Naumer, director Global Capital, Markets & Thematic Research de Allianz Global Investors, apunta que "aunque la Fed está intentando que la economía tenga un aterrizaje suave, es cada vez es más probable que se produzca un aterrizaje forzoso, es decir, que el crecimiento se sitúe por debajo del potencial. Ya no puede descartarse una recesión para la economía más grande del mundo. El enfriamiento económico también reduce las presiones inflacionarias y vuelve a dar más margen de maniobra a los bancos centrales. Y de nuevo se cumple la misma regla: menos es más".

IBEX 35 8.434,80 -0,91%
Petroleo Brent 93,050 0,769%

Más allá van los expertos de Bank of America, quienes apuntan que los gestores deben prepararse para el "impacto de la recesión" y que el riesgo de una corrección más acusada en las Bolsas sigue siendo muy elevado, según indican los estrategas de Goldman Sachs, mientras inciden en la evolución de los beneficios empresariales en la segunda mitad de año y en el comportamiento de los márgenes ante la escalada de los precios y la caída de la confianza del consumidor.

Una situación que puede dejar oportunidades de compra. Según los expertos de Abrdn se abre la puerta a que los inversores más intrépidos comiencen a elevar sus posiciones en compañías de calidad, con sólidos balances y con poder de fijación de precios que han sido castigadas en los últimos meses.

En la misma línea, Chris Iggo, CIO Core Investments, y Gilles Moëc, chief economist de Axa Investmet Managers, apuntan que muchos índices de renta variable están mostrando correcciones de "mercado bajista" desde los máximos que alcanzaron el año pasado, por lo que las valoraciones son más atractivas. Consideran que frente a los rendimientos de los bonos, las Bolsas europeas y asiáticas parecen más atractivas que las de los de Estados Unidos. "Sin embargo, Europa sigue enfrentándose a riesgos en el ámbito de la energía, así como a la preocupación por los riesgos de fragmentación a medida que el BCE aumenta los tipos de interés. Podría ser que EE UU, donde las valoraciones son generalmente más altas, sea capaz de recuperarse primero, impulsado por un escenario de pausa de la Reserva Federal a finales de este año y que la economía evite una desaceleración significativa".

Un panorama poco alaguëño para la inversión en Bolsa, que registra una nueva semana de salida de fondos. En concreto, según datos de Bank of America, durante la semana finalizada el pasado 29 de junio salieron 5.800 millones de dólares en fondos de renta variable global. Salidas que, una vez más volvierona replicarse en los fondos de deuda, que tampoco escapan al pesimismo.

En la semana, las Bolsas optaron por las caídas, tras las ganancias registradas una semana antes. El Ibex limitó su caída al 0,82%, mientras que el Euro Stoxx 50 restó un 2,4% en línea con el Cac y el Dax. Al otro lado del Atlántico la corrección no tiene visos de frenarse en el Nasdaq, que cae un 5% en el balance semanal.

En la Bolsa española Acciona Energía lideró las subidas semanales al anotarse un 5,9%, seguida por PharmaMar y Naturgy, con ganancias del 4,8% y 3,5%, respectivamente. En el lado contrario, Fluidra restó un 13,9%, mientras que Meliá, Acerinox y ACS cayeron más del 10%.

En un primer semestre del año para recordar en Bolsa y deuda, el mercado de materias primas ha bullido. El barril de Brent continúa su escalada y se sitúa ya en los 111 dólares; desde principios de año acumula una subida del 44%.

Desigual comportamiento se ha vivido en el resto de materias primas. Los temores de una recesión están impactando en el precio del cobre, que tras dispararse en el arranque de la invasión rusa en Ucrania ha caído a su nivel más bajo desde principios de 2021. El oro, activo refugio por excelencia, ha caído por debajo de los 1.800 dólares la onza por primera vez en seis semanas.

Como confirmó Christine Lagarde en el foro anual de Sintra, el viernes comenzó a comprar deuda bajo el paraguas del mecanismo antifragmentación diseñado por el BCE para mantener bajo control las primas de riesgo. Aunque existen muchas sobre si la ayuda acarreará algún tipo de condicionalidad, el simple hecho de contar con un escudo para evitar un fuerte repunte de las rentabilidades de la deuda fue suficiente. En una semana en la que los bancos centrales han esbozado las líneas maestras de los próximo meses, el rendimiento de la deuda española bajó 28 puntos básicos hasta el 2,27%, su mejor semana desde julio de 2016. La deuda italiana, la otra gran beneficiada por la herramienta, bajó 37 puntos básicos y se sitúa al filo del 3%. Con estos descensos las primas de riesgo se repliegan a los 104 y 186 puntos básicos, lejos de 136 y 242 que tocaron el 14 de junio.

Normas
Entra en El País para participar