Alimentación

Smileat compra a Midsona una fábrica en Jerez y prevé triplicar ventas hasta 2026

Invierte más de dos millones en el traspaso y adecuación de las instalaciones

Javier Quintana y Alberto Jiménez, cofundadores de Smileat.
Javier Quintana y Alberto Jiménez, cofundadores de Smileat.

Smileat, la compañía española de alimentación infantil ecológica, pretende dar un salto cualitativo y cuantitativo durante los próximos cuatro años. Y prevé hacerlo tras cerrar la adquisición al grupo sueco Midsona de la fábrica que esta operaba en Jerez de la Frontera, con una inversión total de 2,1 millones de euros. La instalación, con una superficie de 1.200 metros construidos, fue levantada en 2012 bajo la propiedad de BIA Alimentación. En 2018 fue traspasada a Ebro Foods para la producción de los alimentos de su negocio BIO, que un año después vendió a Midsona por unos 57 millones de euros. Esta ha decidido ahora centralizar sus operaciones en Cataluña.

Smileat concentrará en esta fábrica el 70% de sus procesos productivos, y trasladará a Jerez las direcciones de las unidades de negocio de calidad y producción. “Disponer de una fábrica propia nos hace ser mucho más autónomos y fuertes para seguir arañando cuota de mercado”, dice Alberto Jiménez, cofundador y socio de Smileat junto a Javier Quintana.

Jiménez detalla que los 2,1 millones invertidos se han destinado a la reconversión del centro y a la introducción de nuevas líneas de producción. Esa cantidad incluye el precio de la transacción. Además, confirma que construirá una nave en una de las cuatro parcelas adicionales que rodean la fábrica, con una superficie añadida de 2.600 metros cuadrados.

La intención es que la fábrica llegue al 70% de capacidad en enero de 2023, y al 100% en mayo. Con esa capacidad, Jiménez aspira a “retar el status quo de la categoría de alimentación ecológica en España”, en el que compite con gigantes cono Hero o Nestlé, “y seguir afianzando nuestro posicionamiento a nivel nacional”. En la actualidad tiene, Smileat es la segunda marca en cuota en el mercado de tarritos, con un 26%.

La compañia cerró el ejercicio 2021 con unas ventas de unos 4,5 millones de euros, cantidad que representó un crecimiento del 51% respecto al año anterior. Para este, Jiménez traza la previsión de alcanzar los 7,5 millones, que supondrá un alza del 60%. El 25% de las mismas ya las genera a través de internet.

Pero las expectativas a futuro con la nueva instalación son más ambiciosas. “Al ritmo que vamos de crecimiento, en 2023 llegaríamos a los 10 millones de facturación”, dice Alberto Jiménez. Y en 2026, la meta está en alcanzar los 25 millones, lo que supondrá más que triplicar los ingresos esperados para este ejercicio. “Y si algo somos y hemos demostrado, es que somos realistas con nuestra previsiones”, avisa.

Otro factor que impulsará ese crecimiento será el mercado internacional. “Hemos invertido mucho tiempo en elegir los distribuidores adecuados, con los párametros que nosotros requerimos para llevar la marca y que creemos son parte del éxito alcanzado en España”, dice el cofundador de Smileat. “Estamos preparados para dar el gran salto internacional”, añade, tras empezar a operar en siete nuevos países durante este año.

Entre ellos, Portugal, República Checa, Moldavia, Rumanía o Perú. “Portugal sin duda es nuestro países más relevante, donde empezamos a hacernos un hueco importante, con un crecimiento altísimo en e-commerce y además entrada en retailers como Auchan y Go Natural.

Un mercado que crecerá a dobles dígitos hasta 2030

Nutrición. El segmento de la alimentación infantil ecológica crecerá a ritmos anuales del 10% durante los próximos diez años. Asi al menos lo prevén distintos informes sectoriales. Uno elaborado por Fortune Business Insights prevé que este mercado alcance unas ventas globales de 12.220 millones de dólares en 2028, el doble de la dimensión que le calculaba en 2021. Esto implica un crecimiento anual de las ventas de más del 10%. Otro más reciente de Allied Market Research daba una valoración al mercado de la comida orgánica para bebés de 8.715 millones de dólares en 2020, y estimaba un crecimiento hasta rozar los 35.000 en 2031, a un ritmo anual de crecimiento de casi el 14% a partir de 202

Normas
Entra en El País para participar