BBVA se anotará un impacto de 324 millones por la hiperinflación en Turquía

No obstante, genera un efecto positivo en el capital de 19 puntos básicos

La entidad reafirma sus objetivos fiancieros para 2024

Sede de BBVA en Madrid
Sede de BBVA en Madrid

BBVA se anotará un impacto de 324 millones por la hiperinflación en Turquía. El banco presidido por Carlos Torres Vila ha anunciado que aplicará el criterio de contabilidad hiperinflacionaria debido al contexto de alza desbocado de precios que atraviesa el país.

Y es que, según las estimaciones de BBVA la tasa de inflación anual de Turquía se situará en torno al 60% en 2022, un nivel altísimo pese a suponer una moderación respecto los niveles actuales (a cierre de mayo se situaba en el 73,5%). La entidad ya había anunciado que aplicaría este criterio de hiperinflación que tendrá dos efectos: uno negativo en el beneficio (el citado golpe de 324 millones) y otro positivo en el capital (sumará 19 puntos básicos en la ratio de capital de máxima calidad CET1 fully loaded).

Los dos impactos se verán reflejados en las cuentas consolidadas de BBVA del segundo trimestre de 2022. Para el ejercicio completo se espera que la contribución del negocio en Turquía sea neutra y que el capital se vea favorecido.

Según explica el propio banco, la contabilidad hiperinflacionaria consiste en una reexpresión de los estados financieros con el objetivo de mostrarlos en términos reales, no nominales (es decir, ajustando las cifras al elevado nivel de precios del país) y permitir así una comparación más fiel de la cuenta de resultados y el balance de la entidad en diferentes momentos del tiempo. La entidad ya ha aplicado este criterio de contabilidad en otros momentos en su negocio en Argentina y en Venezuela.

Se da la circunstancia de que el pasado mes de mayo BBVA reforzó su presencia en Turquía tras  alcanzar el 85,97% en su filial turca Garanti después del cierre de la opa que había lanzado sobre el 50,15% del capital que no controlaba. El banco liderado por Carlos Torres Vila desembolsó 22.758 millones de liras turcas (unos 1.410 millones de euros al cambio en ese momento) por el 36,12% que sumó tras la operación.

Normas
Entra en El País para participar