Crónica de Bolsa

El Ibex queda en tablas a la espera de noticias de los bancos centrales

El selectivo cierra en los 8.242,6 con un mínimo descenso del 0,02%

Las Bolsas han comenzado la semana indecisas, completamente expectantes ante los próximos mensajes que lleguen de la Fed y el BCE y su análisis de la situación económica y el riesgo de inflación. La gran cita de la semana estará en el foro de banqueros centrales que comienza mañana en la localidad portuguesa de Sintra y que reunirá a Christine Lagarde y a Jerome Powell.

La agresividad con que la Fed está haciendo frente a la inflación ha activado el temor a la recesión y desatado un mercado bajista en Wall Street, mientras que en la zona euro, la disposición del BCE a subir los tipos ha tensado a la deuda soberana y forzado al banco central a diseñar una nueva herramienta con la que sosegar las primas de riesgo. A la espera de nuevas señales, la semana ha comenzado con relativa calma y con las Bolsas intentando aferrarse a las subidas.

El selectivo español se ha debatido durante toda la sesión entre el signo positivo y el negativo y finalmente ha quedado en tablas, con un descenso mínimo del 0,02% hasta los 8.242,6 puntos. La Bolsa española ha destacado por su indecisión, frente a las ligeras alzas del Dax y el Euro Stoxx, la leve caída del Cac. Por su parte, en Wall Street se registraron bajadas inferiores al 1%.

Las mayores caídas del Ibex han sido para Meliá y Sabadell, del 3,08% y 2,63% respectivamente. Grifols es el valor que más sube, casi un 3,37%, seguido de PharmaMar, BBVA e Indra, que se han anotado alzas superiores al 2%. Indra ha llegado a subir un 4% en los primeros minutos de sesión. El pasado viernes, sus acciones cerraron con un desplome histórico del 14,7%. Esta fue la respuesta del mercado a los cambios aprobados por la junta de accionistas. Hoy, además, ha dimito Silvia Iranzo, consejera independiente de la compañía.

IBEX 35 8.311,90 0,48%
Petroleo Brent 95,720 -0,962%

Fuera del Ibex, Ezentis se desploma más del 24% tras rechazo de la SEPI al rescate. Las acciones han estado suspendidas de cotización y volvieron a negociar pasadas las 12.00 horas tras permanecer más de tres horas y media bloqueadas. En los primeros minutos cayeron un 30%. También cae con fuerza (un 13,16%) Técnicas Reunidas, después de que un consorcio formado por la compañía estatal argelina Sonatrach y la británica Neptune Energy solicitara la ejecución de avales por valor de 80 millones de euros del complejo de hidrocarburos Touat Gaz, en Argelia.

Las mayores ganancias del mercado continuo son para Duro Felguera, que se dispara el 11,2%. El grupo de ingeniería y bienes de equipo se está planteando pedir una línea de financiación adicional para poder cumplir con su plan de viabilidad y paliar algunos de los efectos derivados de la guerra de Ucrania, del alza generalizada de los precios de materiales y la energía, y de la actual situación de conflicto entre Argelia y España.

El precio del petróleo sigue siendo uno de los focos de atención del mercado. Este lunes, tanto el brent como el West texas cotizaron con alzas cercanas al 2% ante la expectativa de más restricciones a la compra de petróleo ruso por parte del G7.

“Las Bolsas han podido sobre reaccionar en las últimas semanas ante la amenaza de una recesión global que, de momento, no vemos”, explican desde Link Securities. “Creemos que lo acontecido la semana pasada es el típico rally alcista que se produce en medio de los mercados bajistas”.

Además de la cita en Sintra con lo banqueros centrales, esta semana los inversores estarán muy atentos a las referencias macroeconómicas, entre ellas, los adelantos de IPC en las economías europeas. De confirmarse las subidas, como esperan los economistas, “puede generar nuevas tensiones en los mercados financieros de la región” por el efecto en la politica del BCE.

Por otro lado, el Gobierno ruso ha dejado de cumplir las obligaciones de pago de su deuda denominada en moneda extranjera por primera vez en más de un siglo,  después de que este domingo venciera el periodo de gracia de 30 días para que el Kremlin abonase los alrededor de 100 millones de dólares (95 millones de euros) en intereses de sus bonos cuyo pago estaba previsto contractualmente para el pasado 27 de mayo. La noticia sin embargo apenas ha sacudido el mercado financiero, puesto que las sanciones internacionales impiden la declaración oficial de impago, al tiempo que Rusia asegura ser capaz de hacer frente a los pagos, retenidos en las cámaras de compensación internacionales.

En el mercado de deuda, el interés del bono español a diez años sube y se sitúa en el 2,635%. En cuanto al euro, sube frente al 'billete verde' y se sitúa en 1,057 dólares.

Normas
Entra en El País para participar