Inversión

Marea alta de dividendos: 6.000 millones de euros este verano

Más de una veintena de cotizadas españolas repartirán cupones en las próximas semanas entre sus accionistas

Pago de dividendos pulsa en la foto

Los meses de junio y, sobre todo, julio son típicos meses de pago de dividenddos. Incluso en los años de la crisis de covid, muchas cotizadas intentaron mantener el nivel y premiaron a sus accionistas en estas fechas.

Aunque la mayoría de las cotizadas ha recuperado su política al accionista precovid, sigue habiendo sectores incapaces de volver a realizar estos pagos, mientras surge una una nueva amenaza de recesión en el horizonte. En plena incertidumbre, la clave de la mejora en este año en la retribución al accionista está sobre todo en la importante aportación que hace el sector bancario tras el parón obligado que le impuso el BCE en plena crisis del covid, veda que levantó en octubre de 2021.

Después de dos años del comienzo de la crisis provocada por la pandemia y sin que el riesgo de recesión haya impactado aún en las previsiones de resultados, las cotizadas quieren recuperar las políticas de retribución al accionista y la mayoría de ellas lo están consiguiendo. Tanto es así que en las próximas semanas, las empresas desembolsarán cerca de 5.000 millones de euros, a los que si se les suma los casi 1.000 repartidos por Telefónica el pasado día 17 serán alrededor de 6.000 millones.

Patricia García, socia fundadora de MacroYield, explica que “con la inflación en niveles altos y con la expectativa de que se mantenga en niveles muy elevados durante un periodo prolongado, muchos inversores buscan refugio en los dividendos, ya que tradicionalmente han brindado protección. Las compañías saben que el dividendo gana atractivo en estos periodos y harán lo posible por mantenerlo e incluso incrementarlo. Mientras puedan, lo harán. Estimamos que incluso en este periodo de incertidumbre económica, podrían tratar de mantener sus políticas de dividendo”.

Próximos pagos

Más de veinte cotizadas repartirán dividendo en las próximas semanas. Valores muy importantes del Ibex tienen una cita con sus accionistas. Dejando de lado el cupón de Telefónica de junio, en las próximas semanas el mayor desembolso correrá a cargo de Iberdrola. La eléctrica presidida entregará un cupón de 0,27 euros brutos por acción, lo que supondría un desembolso de hasta 1.700 millones de euros en su próximo scrip dividend, al que tendrán derecho quienes posean títulos a 7 de julio. Este nuevo dividendo elección se hará efectivo el 2 de agosto para aquellos que soliciten el pago en dinero contante y sonante.

Otra eléctrica, Endesa, será la que haga uno de los mayores desembolsos, que rozará los 1.000 millones de euros. Los interesados en percibir este cupón tienen hasta el 28 de junio para comprar acciones y cobrar el dividendo el 1 de julio, de 0,937 euros brutos por cada acción.

Repsol también se coloca entre las compañías que realiza uno de las mayores entregas globales. La petrolera pagará un dividendo de 0,33 euros brutos por acción el próximo 7 de julio, lo que supondrá un desembolso total de algo más de 500 millones de euros. Para poder cobrar este cupón hay que comprar acciones de Repsol el 4 de julio, como último día.

Por su parte, otras dos energéticas, Red Eléctrica y Enagás entregarán 393 y 267 millones de euros, respectivamente, los días 28 de junio y 4 de julio. La primera dará 0,7273 euros brutos por cada acción mientras que el importe del cupón de la segunda asciende a 1,02 euros.

Acciona llevará a cabo el pago de un dividendo récord para la compañìa. Se trata de un cupón de 4,1 euros brutos por cada acción que se pagará el 7 de julio y para poder cobrarlo, el accionista tendrá que tener acciones de la compañá en propiedad el 5 de julio.

Este dividendo, que supondrá un desembolso de más de 250 millones de euros, mejora respecto a los 3,9 euros brutos por acción repartidos con cargo a 2020. El ejercicio 2019 se saldó con la entrega de 1,92 euros; 2018 permitió una remuneración bruta de 3,5 euros, y el grupo entregó 3 euros por título con cargo a 2017.

Otros pagos

Entre los pagos que se realizarán durante las próximas semanas también destaca el de Fluidra. El fabricante pagará 0,43 euros por acción el próximo 5 de julio. Éste será el primer pago del dividendo aprobado por la junta de Fluidra el pasado 5 de mayo por un importe bruto total de 0,85 euros, que se decidió abonar en dos veces: un primer pago de 0,43 euros el 5 de julio, y un segundo pago, de 0,42 euros, el 3 de noviembre. Fluidra ha duplicado el dividendo que pagó el año pasado por estas fechas y que fue de 0,2 euros por acción.

Patricia García, de MacroYield, explica que “en los dividendos de junio y julio, sí estamos observando que las compañías están volviendo en general a los niveles previos a la pandemia, o incluso situándose por encima de esos niveles, aunque destacan en sentido contrario las compañías más castigadas en el periodo del coronavirus y que también se ven castigadas por el incremento del precio del petróleo, como Aena o IAG”.

La banca sí se está acercando a los niveles previos, aunque en algunos casos todavía no lo ha conseguido. “En el medio y largo plazo, sin embargo, tanto las compañías como la banca podrían tener más problemas para mantener sus niveles de dividendos si, como estimamos, las estimaciones de beneficios por acción se recortan”, añade Patricia García.

Por debajo de niveles prepandemia

Nicolás Lopez, director de análisis de Singular Bank, explica que de acuerdo con sus previsiones los dividendos pagados por las compañías del Ibex 35 en 2022 podrían crecer un 20% respecto a 2021, situándose en torno a 24.000 millones de euros frente a 20.000 millones. Esa cifra sería todavía un 20% inferior a los 30.000 millones que se pagaron en 2019.

“La diferencia respecto a los niveles previos de la pandemia se explica por los menores dividendos que paga la banca, así como las limitaciones que todavía persisten en algunos sectores”. El experto añade que en la medida en que los beneficios de estas compañías se vayan normalizando en 2023 ó 2024 podría volverse a los niveles máximos previos a la pandemia. La amenaza de recesión puede dar al traste sin embargo con cualquier estimación.

Boom de las recompras de acciones

En los últimos años han proliferado las recompras de acciones como fórmula de retribución al accionista, hasta el punto de alcanzar máximos históricos. En 2021 las empresas del S&P 500 destinaron más de 850.000 millones de dólares a esta operativa. Durante estos últimos meses, las cotizadas españolas se han subido al carro de las recompras de acciones como otro método para mimar al accionista.

En 2021, Telefónica destinó 500 millones de euros a recompras de acciones, llegando a situar su autocartera en el 2,41%. El sector bancario también ha sido testigo de algunas de estas operaciones. BBVA tiene en marcha uno de los mayores programas de recompra de acciones en Europa, de hasta 3.500 millones de euros, que se lleva a cabo en varios tramos a través de un agente externo, Goldman Sachs International. El primer tramo de 1.500 millones de euros se completó a primeros marzo, mientras que el 16 de marzo inició un segundo tramo de 2.000 millones, que se lleva a cabo en dos segmentos de 1.000 millones de importe máximo cada uno.

Por su parte, Santander finalizó ya la ejecución de su programa de recompras tras haber alcanzado el importe máximo aprobado de 865 millones de euros. La recompra de títulos parece haber llegado para quedarse en la banca española después de años de scrip dividend que elevaron el número de acciones.

Normas
Entra en El País para participar