Noticia patrocinada

Tres valores de la aristocracia del dividendo para protegerse frente a la incertidumbre

Polaris, VFC y Walmart, la estrategia de inversión propuesta por Freedom Finance Europe para refugiarse de la tormenta en los mercados

Tres valores de la aristocracia del dividendo para protegerse frente a la incertidumbre

Movimientos bruscos en tipos de interés, incrementos generalizados de la inflación, desaceleración económica o, incluso, recesión… Son muchos los elementos inciertos ante los que está reaccionando el mercado estos meses y que provocan dudas entre los inversores. ¿Es posible refugiarse ante esta tormenta? Maxim Manturov, jefe de asesoramiento en materia de inversiones de Freedom Finance Europe, cree que sí.

El responsable en la división europea de Freedom Holding Corp, el único corredor de Bolsa con sede en la Unión Europea listado en el Nasdaq, considera atractivo invertir en las llamadas divident aristocrat (aristócratas del dividendo). Así se denomina a las empresas que han pagado y aumentado sus dividendos todos los ejercicios durante los últimos 25 años.

Manturov ve a este tipo de compañías como posible refugio para los inversores que quieran percibir un flujo de liquidez constante en momentos de incertidumbre como el que arrecia en estos tiempos.

“Este es un exclusivo club del que, en la actualidad, solo 65 empresas forman parte. Es cierto que no son inversiones de alto rendimiento, no obstante, proporcionan a sus accionistas un flujo de caja estable, incluso en momentos de crisis económica a nivel nacional y mundial”, asegura el experto de Freedom Finance Europe, compañía que a través de su plataforma online Freedom24 ofrece acceso a inversores minoristas de la UE a comprar valores a su precio de OPI en los principales mercados bursátiles de Estados Unidos y Europa, así como a comprar y vender acciones, ETF y futuros de compañías líderes a nivel mundial.

En concreto, la apuesta es por tres de las aristócratas del dividendo más infravaloradas, valores que ante la incertidumbre generalizada pueden resultar interesantes para aprovechar sus rendimientos recurrentes vía retribución al accionista. Se trata de Polaris, VF Corporation (VFC) y Walmart.

Oportunidades en el entorno actual

Polaris. El jefe de asesoramiento en inversión de Freedom Finance confía en el potencial de esta empresa especializada en la fabricación y la venta de vehículos todoterreno de gran capacidad, motos de nieve, motocicletas y lanchas de motor.

“A diferencia de la mayoría de los aristócratas del dividendo, nuestro primer valor recomendado no ha alcanzado todavía su madurez financiera, ya que sus ingresos han crecido a una tasa media anual del 12,03% en los últimos cinco años”, describe, y añade que, al mismo tiempo, sus directivos creen que las ventas aumentarán una media de entre un 7% y un 9% anual en los próximos cinco años, “y la base de clientes podría hacer lo propio en un 50% en los próximos diez. En particular, los millenials son el segmento de mayor crecimiento en su base de clientes”.

Asimismo, la compañía, tal y como expone Manturov, cuenta con un alto nivel de eficiencia. De hecho, en el último período examinado, la rentabilidad de los activos (ROA) alcanzó el 8,38% y la de los fondos propios (ROE), el 39,46%. “Una alta rentabilidad que puede mantener gracias a su posicionamiento, altamente competitivo, y a su liderazgo en sus mercados objetivo”, destaca.

Además, la empresa ofrece una rentabilidad por dividendo del 2,57% con una ratio de reparto –también conocido como payout– del 31,12%. Sin embargo, los dividendos no son la única herramienta que utilizan para remunerar a los accionistas. El equipo directivo planea reducir el número de acciones mediante recompras en al menos un 10% en los próximos cinco años. Los analistas de Wall Street valoran la acción en 131 dólares, de modo que se podría estar ante un potencial crecimiento del 23,6%.

VF Corporation (VFC). Se trata de una empresa especializada en la fabricación, comercialización y venta de ropa, calzado y productos de marca relacionados en América del Norte y del Sur, Europa y Asia-Pacífico. Entre su cartera de productos encontramos marcas tan conocidas como The North Face, Timberland, Vans y Supreme.

“En su larga trayectoria, VFC ha sobrevivido a 24 recesiones económicas, dos depresiones, tres crisis financieras, inflaciones que oscilan entre el -2,5% y el 20%, tipos de interés del 0% al 20%, once mercados bajistas y docenas de correcciones y repuntes; dicho esto, la empresa sigue creciendo”, resalta Manturov.

A pesar de las interrupciones durante un breve espacio de tiempo por problemas en la cadena de suministro y a la debilidad económica en China, en opinión del responsable de Freedom Finance, “VFC crecerá a mayor velocidad que la mayoría de sus competidores y seguirá aprovechándose del conocimiento de marca a largo plazo. No es, pues, de extrañar que, para estos próximos años, sus directivos prevean un incremento en ventas de entre el 7% y el 8% de media”.

Asimismo, es reseñable que esta empresa genera más de 857 millones de libras esterlinas (1.000 millones de euros) al año en flujo de caja libre sobre fondos propios, y su inversión en término medio ha sido de tan solo el 2% de las ventas en la última década, por lo que está acumulando un flujo de caja significativo para seguir ampliando su cartera de marcas.

De igual modo, cuenta con un sólido historial de distribución de efectivo a los accionistas. Tanto es así que la empresa no ha dejado de aumentar su dividendo en los últimos 50 años. Respecto a esta retribución al accionista, el rendimiento actual es del 4,18%, con una ratio de reparto del 68,64%, “y sus gestores han expresado su intención de ofrecer a los accionistas una rentabilidad compuesta de entre el 14% y el 16% en los próximos años a través de dividendos y recompras”, detalla Manturov.

Walmart. Esta empresa estadounidense opera desde 1962 la mayor cadena de venta mayorista y minorista del mundo, con más de 10.000 tiendas en 27 países, y a Manturov le resulta interesante como inversión dada la fortaleza de su dividendo y el potencial de su negocio.

Según este analista de inversiones, son varios los elementos de crecimiento de Walmart a largo plazo, empezando por que su parte de comercio electrónico está en crecimiento y aún tiene un índice de penetración bajo. Además, “Flipkart India, en la que Walmart tiene una participación del 75%, está planeando una OPV en 2022-2023, lo que podría llevar a una revalorización de las acciones de la empresa”, augura Manturov.

A su modo de ver, independientemente de las condiciones del mercado, el precio de la acción se verá respaldado por los dividendos, que la empresa ha seguido pagando año tras año desde 1989. El rendimiento actual es del 1,86%, con una ratio de reparto del 27,23%, y “en Wall Street existe consenso en que el valor justo de mercado de estas acciones es de 157 dólares, así que los inversores tienen frente a ellos un título con un potencial de crecimiento del 27,6%, concluye el experto de Freedom Finance Europe.

Normas
Entra en El País para participar