Crónica de la Bolsa

Las Bolsas no aguantan la presión: el Ibex cede un 0,5% pero mantiene los 8.100 puntos

Powell reitera su compromiso para frenar la inflación

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, calmó algo el nerviosismo de los mercados al asegurar que la economía aguantará la subida de los tipos de interés. Pero como sucedió el martes en Europa el optimismo que se desprende de sus palabas fue insuficiente para devolver las compras. El Ibex 35, que durante minutos llegó a registrar un signo positivo, concluyó con una caída del 0,48%. A pesar de las presiones bajista el selectivo español logra mantenerse sobre los 8.100 puntos

Dentro del Ibex 35, que encadenó tres sesiones consecutivas a la baja, los bancos lideraron las pérdidas. Sabadell retrocedió un 4,8%; Bankinter, un 4,94% mientras CaixaBank, Santander y BBVA se dejaron un 4,78%, un 3,17% y un 2,96%, respectivamente. En el lado de las ganancias destacan las eléctricas. Después del dos sesiones consecutivas sufriendo el castigo de los inversores ante las expectativas del recargo fiscal que prepara el Gobierno, hoy las ventas hicieron un alto. Con un alza del 3,63% Iberdrola se erige como el valor más alcista. A la eléctrica que preside José Ignacio Galán le siguieron el resto de utilities. Acciona Energía sumó un 1,07%; Endesa, un 0,9%; Acciona, un 0,88% y Naturgy, un 0,57%. Esta recuperación es insuficiente para recuperar lo perdido el martes y el miércoles. Solo quedó al margen de esta corriente Enagás (-0,2%).

El comportamiento del Ibex 35 se mantuvo en línea con el del resto de Bolsas europeas. El Dax alemán cedió un 1,72%; el Cac francés, un 0,56%; el Ftse británico un 0,97% y el Mib italiano, 0,85%. Por su parte, en Wall Street, el Nasdaq avanzó un 1,62% y el Dow Jones un 0,64%.

Tras varias sesiones sin referencias macroeconómicas de relevancia, la atención se centró en los PMI. La actividad de la eurozona continuó desacelerándose intensamente en junio, hasta marcar su mínimo en 16 meses, y situarse en los 51,9 puntos por la ralentización de la demanda y la fuerte inflación. “Los índices de gestores de compras (PMI) de mayo de las principales economías mundiales ofrecen una lectura oportuna, pero desalentadora de los crecientes riesgos de recesión y de las presiones inflacionistas aun persistentemente elevadas”, señala Ben Laidler, estratega de mercados globales en eToro.

Después de la agitación vivida en las últimas semanas, el mercado de deuda sigue disfrutando de la calma tensa se acompañó al anuncio del BCE de la puesta en marcha en marcha de un mecanismo antifragmentación. La rentabilidad de la deuda española baja al 2,5% con el bono alemán en el 1,42% y la deuda italiana al mismo plazo en el 3,38%.

En el mercado de materias primas, el Brent prolongó su caída este jueves con una bajada del 1,44%, hasta los 110,03 dólares.

Normas
Entra en El País para participar