El Gobierno invita a telecos y torreras a los 250 millones de ayudas para la fibra conectada al 5G

Los fondos tienen como destino ‘sites’ de zonas poco pobladas

El objetivo es conectar con fibra las torres de telefonía móvil

Antena de telefonía móvil en una zona rural.
Antena de telefonía móvil en una zona rural.

La Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales (SETELECO) ha abierto la consulta pública sobre el plan de concesión de ayudas para la provisión de conexión de backhaul mediante fibra a emplazamientos de las redes públicas de móvil. Esta conectividad es clave para el 5G. El proyecto, encuadrado en el plan de recuperación, transformación y resiliencia, financiado por la UE, tiene en la primera convocatoria unas ayudas de 250 millones de euros en tres años.

En el proceso, SETELECO está invitando a participar a telecos y empresas de torres de telecos. Entre ellas figurarían American Tower, Vantage, Totem o Cellnex, que tiene en marcha procesos ambiciosos en este segmento en países como Francia. En la consulta se señala que podrán solicitar las ayudas las personas jurídicas que ostenten la condición de operador debidamente habilitado.

El beneficiario podrá subcontratar con terceros la ejecución de parte de la actividad subvencionada, siempre y cuando el coste de la subcontratación no supere el 70% del total.

En la consulta, abierta a operadores, administraciones públicas, CNMC y otros agentes, se somete la relación preliminar de sites ubicados en municipios de menos de 20.000 habitantes para los que se ha identificado que no disponen de conexión con fibra y para los que hay planes de dotar de esta conexión en los próximos tres años.

Mapa

El objetivo de la consulta es obtener el mapa de emplazamientos elegibles, para los que se considera que, de acuerdo con la normativa de ayudas de Estado, es posible conceder ayudas públicas. La identificación de emplazamientos se ha realizado a partir de la información proporcionada por los operadores.

El ámbito material se circunscribe a la provisión de conexión de backhaul, incluyendo la parte pasiva y los elementos activos de los emplazamientos. Además, se incentiva el mayor uso posible de infraestructura ya existente.

Las conexiones de backhaul de fibra a proveer incluyen tanto la infraestructura física a construir y los elementos pasivos de un despliegue de fibra oscura, como los elementos activos necesarios para la iluminación de la fibra y para la gestión del tráfico de datos generado por las estaciones base a las que se provee la citada conexión.

Entre otros aspectos figuran las obras de ingeniería civil y de instalaciones estrictamente necesarias para la provisión de las conexiones, asegurando el espacio necesario en los conductos para proporcionar servicio a un mínimo de cuatro operadores.

El presupuesto de ayudas se dividirá entre las cuatro zonas en las que se ha dividido el territorio nacional, en función del número de emplazamientos identificados en cada una de ellas. Las ayudas que estén cofinanciadas por el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia consistirán en una subvención con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

Fondos públicos para el ‘backhaul’

Con respecto a las ayudas públicas, la consulta explica que la Comisión Europea, tras evaluar un proyecto de inversión de Italia, aprobó en abril la decisión relativa a la concesión de ayudas para asegurar un despliegue de redes móviles. Dentro de esta medida de Italia se incluye la provisión de backhaul de fibra óptica a emplazamientos que no disponen de conexión de alto rendimiento a la red de retorno ni dispondrían de la misma en los próximos años.

En la consulta se señala que la conectividad de banda ancha es un pilar estratégico a nivel europeo y nacional, que impacta en todos los sectores, aspectos y ámbitos de forma transversal y dinamizadora constituyendo un elemento troncal del desarrollo y bienestar.

Normas
Entra en El País para participar