Transporte

España lidera la recuperación de conectividad aérea entre los grandes países de Europa

La red de Aena está a 23 puntos porcentuales de 2019, según un informe de ACI Europe, y solo Grecia y Turquía están en niveles previos a la pandemia

Campo de vuelo del aeropuerto de Palma, con la torre y terminal en el fondo.
Campo de vuelo del aeropuerto de Palma, con la torre y terminal en el fondo.

Los aeropuertos españoles de la red de Aena se han situado en los puestos de cabeza en Europa por recuperación de la conectividad, con un 77% en este 2022 respecto a 2019. Así lo expresa un informe publicado por la asociación de aeropuertos ACI Europe en puertas de la celebración de su congreso y asamblea general. El estudio, basado en métricas de Amsterdam Economics, muestra que la vuelta a la normalidad está aún lejos y avanza de forma desigual en función de los países.

Dos de los grandes rivales turísticos de España, Grecia y Turquía, lideran la tabla en función de la reapertura de conexiones en sus aeropuertos. Grecia ha recuperado el 100% y Turquía está en el 97%. Desde ACI se explica que la conectividad mide más fielmente el grado de actividad del sector que el tráfico de viajeros o el volumen de vuelos, al tener en cuenta distintos índices. Su conclusión es que la conectividad aérea a junio de este año está en niveles de 2009, justo en la entrada de la crisis financiera, y a 29 puntos de la que se ofrecía en Europa en 2019.

ACI concluye que la conectividad aérea europea a junio de este año está en niveles de 2009 y a 29 puntos de la que se ofrecía en 2019

Si España se encuentra a 23% de la conectividad previa a la pandemia, Reino Unido está a 28 puntos porcentuales de su ratio de 2019; Italia debe recuperar aún 32 puntos; Francia se encuentra a un 34% de su mejor registro, y Alemania, último entre los grandes países, tan solo ha reactivado un 61% de su conectividad aérea al estar más afectada por la cercanía del conflicto en Ucrania.

Más 'low cost'

ACI discrimina entre tipo de operaciones y señala que las conexiones directas en Europa están a un 15% de la medida de 2019, mientras que la conectividad indirecta y la de los hub tienen aún mucho terreno por reconquistar: un 36% y el 34%, respectivamente. Este comportamiento dispar se debe, según detalla el informe, al rápido crecimiento de la demanda de viajes por ocio y la respuesta de las aerolíneas de bajo coste aumentando su producción.

De hecho, las low cost copan en estos momentos el 40% de la conectividad directa, por el 27% que representaban hace tres años. Y más lenta está siendo la reactivación de los mercados intercontinentales y grandes aerolíneas de red.

Con el Covid-19 aún activo, las conexiones directas entre Europa y Asia están en un 48% respecto a las que existían antes de la pandemia. Los puentes con África se encuentran a un 13% de los que había tres años atrás; las conexiones con Latinoamérica se han recuperado en un 87%, y las que enlazan con Norteamérica, lo han hecho en un 88%.

También se han levantado con mayor agilidad los aeropuertos de menos de cinco millones de viajeros anuales que los grandes. Un tercio de los que hay en Europa ya cuentan con el 100% de la conectividad directa de 2019 en marcha, mientras que entre los grandes (más de 25 millones de viajeros al año), solo el español de Palma ha sido capaz de reparar su conectividad directa al completo. Madrid y Barcelona están a 20 y 18 puntos porcentuales, respectivamente, de alcanzar sus conexiones de 2019.

Respecto a los grandes hubs, nueve europeos están entre los diez con mayor número de conexiones activas del mundo. La lista está formada por Fráncfort, Estambul, Ámsterdam, París-Charles de Gaulle, Múnich, Londres-Heathrow, Madrid-Barajas, Zúrich, Viena y el estadounidense de Dallas Fort Worth.

Normas
Entra en El País para participar