El Gobierno aprobará el sábado el decreto anticrisis en un Consejo extraordinario

La cobertura de las medidas en vigor para afrontar el impacto económico de la guerra de Putin finalizan el próximo 30 de junio

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en La Moncloa.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en La Moncloa. AFP

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha convocado una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros el próximo sábado, 25 de junio, para aprobar el decreto anticrisis, el plan de choque contra el impacto económico y social de la guerra de Vladímir Putin que el Ejecutivo ha bautizado como 'España responde'.

La convocatoria ha sido informada por la portavoz del Gobierno de coalición, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros de este martes, al tiempo que ha explicado que, la reunión ordinaria del Gabinete del martes que viene, se trasladará al lunes por la cumbre de la OTAN de la semana próxima.

"Es absolutamente extraordinario lo que estamos viviendo y por eso tenemos que convocar una reunión extraordinaria. Son casi cuatro meses de una guerra económica a las puertas de Europa. La intención del Gobierno es aprobar las medidas necesarias para dar respuesta a las familias y a las personas más vulnerables en España", ha señalado Rodríguez.

Sin embargo, no ha detallado si el decreto anticrisis consistirá en una prórroga de las medidas en vigor hasta el 30 de junio para hacer frente a la crisis provocada por la guerra en Ucrania —e incluir otras nuevas— o si se trata de un paquete antichoque hecho desde cero.

Lo que parece que está claro es que el sábado el decreto recogerá la prórroga de las medidas puestas en marcha desde abril, entre las que destaca la bonificación de los 20 céntimos en el precio del litro de los carburantes, sin límite alguno de renta, según fuentes de Hacienda. Otra cosa distinta, señalan estas mismas fuentes, sería la figura impositiva que gravaría a las grandes compañías eléctricas, bien un nuevo impuesto o una reformulación en el Impuesto de Sociedades, ya que debería tramitarse como proyecto de ley, si no se quiere caer en el error de que el Tribunal Constitucional tumbe la norma en el futuro.

El esfuerzo de Pedro Sánchez por acelerar el decreto anticrisis coindice con una semana en la que los dos partidos del Gobierno de coalición están bajo la lupa por la debacle de ambas formaciones en las elecciones andaluzas del domingo. Los populares han insistido en que la victoria contundente de Juan Manuel Moreno Bonilla para conservar San Telmo supone un cambio de ciclo a escala nacional; pero el Ejecutivo de Pedro Sánchez apura el paso para mostrar la fortaleza del Gobierno central y sacar pecho del PSOE con medidas progresistas frente a una inflación que afecta sobre todo a los colectivos más vulnerables, tal como ha repetido la portavoz del Ejecutivo.

Tampoco ha querido perder el protagonismo en este decreto la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que ha recordado durante la rueda de prensa su diferencia de criterio sobre la suficiencia de las medidas en marcha para responder a la crisis económica. En concreto, Díaz retomó dos de sus sugerencias principales: la inclusión de un cheque de ayuda por 300 euros para las familias más vulnerables y la subvención al abono de transporte, con una reducción del 50%, propuestas sobre las que Hacienda debe decidir ejerciendo su papel de control del gasto.

La reunión extraordinaria del Consejo de Ministros se ha convocado para el día siguiente a la finalización de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE en la que se analizará también la evolución de las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania. De esta forma, Sánchez podrá presidir una cita clave que puede convertirse en el salvavidas de su imagen y salir a flote del desahucio de Andalucía, justo a tiempo para concentrarse en su papel de anfitrión de la cumbre de la OTAN.

En julio, el debate sobre el estado de la nación

El Gobierno considera que pese a que en las elecciones andaluzas no se estaba juzgando su gestión, sí es necesario algún revulsivo y cree que el primero de ellos puede ser el debate sobre el estado de la nación que se celebrará en el Congreso a mediados de julio, informa Efe. Fuentes del Ejecutivo han compartido el análisis realizado por la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, sobre los comicios en Andalucía del pasado domingo destacando que se trataba de unas elecciones autonómicas y que no hay síntomas de agotamiento en el Gabinete de coalición. Pero aún así, asumen que hay que hacer una reflexión y no obviarlos resultados a la vez que se siguen impulsando medidas progresistas y de apoyo a los más vulnerables en tiempos especialmente delicados. Hay “fuerza más que suficiente” para ello, aseguran.

Normas
Entra en El País para participar